Esterilización y desinfección a considerar en odontología

por La redacciónSeptiembre 2017

Esterilización y desinfección a considerar en odontología

Resumen

Un mecanismo eficiente del control de infecciones cruzadas es primordial en todo consultorio dental para garantizar la seguridad tanto de los pacientes como del equipo de trabajo. Los profesionales dentales deben considerar varios factores antes de diseñar un programa completo de esterilización y desinfección para sus intervenciones. En este artículo se hará un breve resumen de las claves y factores que permiten procesos de esterilización eficientes y exitosos.

A tomar en cuenta antes de la esterilización y desinfección de los instrumentos dentales

1. Separación de los instrumentos contaminados

Según los centros de control de enfermedades, debe diseñarse un mecanismo detallado para separar los instrumentos contaminados de los estériles. La mejor forma de lograrlo es guardándolos en cassettes de esterilización, que no solamente ayudan a organizar los instrumentos antes y durante el proceso, sino que también evitan el contacto de los instrumentos estériles con los contaminados.

2. Utilizar siempre una barrera protectora

  • Llevar guantes: Los instrumentos contaminados nunca deben manipularse con manos sin protección. Los centros de control de enfermedades exigen que los profesionales dentales asignados a la esterilización de los instrumentos lleven guantes para protegerse de heridas accidentales y de infecciones cruzadas derivadas de los instrumentos sucios.
  • Tener cubrebocas y lentes: Tanto los cubrebocas como los lentes protegen al profesional dental de infecciones accidentales aéreas generadas durante el lavado de los instrumentos contaminados.

Cabe recordar que la seguridad del equipo de trabajo es tan importante como la de los pacientes. En caso de pacientes con alguna enfermedad transmisible como hepatitis o VIH, debe utilizarse una protección doble, como doble guante o cubrebocas. Para la esterilización de los instrumentos utilizados en pacientes de alto riesgo, también debe utilizarse un mandil de protección.

Figura 1.
Figura 1.

3. Lavado de manos

Los profesionales trabajando en la industria dental y que estén en contacto con instrumentos contaminados deben lavarse las manos después de cada contacto, lleven o no guantes. Lavarse las manos con jabón, seguido del uso de un antiséptico, permite prevenir las infecciones cruzadas.

4. No desinfectar cuando se puede esterilizar

La desinfección solamente destruye los microbios, pero no sus esporas; esto significa que algunos organismos pueden volver a crecer después de cierto tiempo y causar infecciones. Por lo tanto, los instrumentos deben ser esterilizados en vez de desinfectados cada vez que sea posible.

A tomar en cuenta durante la esterilización y desinfección de los instrumentos dentales

1. Establezca una ruta definida para el transporte de los instrumentos

Los doctores deberían atribuir un espacio en su consultorio como estación central para la esterilización de los instrumentos dentales.¹ Todos los miembros del equipo de trabajo deben estar familiarizados con los lugares especificados para los instrumentos limpios y los contaminados. De esa forma, todos los instrumentos contaminados se concentrarán en un mismo lugar y será más fácil y productivo esterilizarlos en una misma ubicación. Asimismo, los riesgos de contaminación cruzada se reducirán.

2. Guardar de modo seguro los instrumentos cortantes

Los instrumentos cortantes como bisturí, cuchillas y tijeras se utilizan con frecuencia para procesos quirúrgicos. Después de esterilizarlos, se deben guardar en una ubicación designada y segura para evitar cualquier herida accidental o contaminaciones. Para ello se pueden utilizar los cassettes para esterilización que contienen una ranura específica para cada tipo de instrumento. Esos cassettes no solo permiten una esterilización eficiente, sino que también han comprobado ser de gran utilidad para guardar los instrumentos de modo seguro.

3. Siempre lavar los instrumentos antes de la esterilización o desinfección

Antes de empacar los instrumentos contaminados para su esterilización, se deben lavar detalladamente para retirar todo desecho visible, gotas de químicos o de sangre. Para los instrumentos resistentes al vapor o al agua, lo mejor es lavarlos bajo chorro de agua. Como alternativa se puede utilizar un limpiador ultrasónico. Después de lavarlos, los instrumentos se deben secar e inspeccionar cuidadosamente para verificar su limpieza.

Figura 2.
Figura 2.

4. Eliminación segura de los instrumentos desechables

Los instrumentos de uso único contaminados deben ponerse en contenedores claramente identificados para ese fin. Los instrumentos como agujas se deben romper antes de tirar, para asegurarse de que no se volverán a utilizar accidentalmente.

A tomar en cuenta después de la esterilización de los instrumentos dentales

1. Asegurar un control de calidad

Es papel del dentista y del encargado del consultorio asegurarse de que los más altos estándares de desinfección y esterilización de los instrumentos se hayan aplicado. Adicionalmente a inspecciones frecuentes o por sorpresa, indicadores químicos o biológicos se pueden agregar a la autoclave durante la esterilización. Esos indicadores cambian de color cuando una esterilización suficiente se ha realizado.

2. Empaque y almacenamiento de los instrumentos esterilizados

Los instrumentos necesarios para una operación específica se deben poner en contenedores especiales antes de esterilizar. Eso reducirá los riesgos de contaminación durante el almacenamiento y transporte después de la esterilización.

Los cassettes para la esterilización se pueden utilizar también para esterilizar juntos algunos kits de instrumentos necesarios para una operación específica. Dichos cassettes permiten un almacenamiento más fácil de los instrumentos y reducen el riesgo de accidentes o heridas durante las fases de lavado, empaque y almacenaje.

Cassettes para la esterilización de los instrumentos dentales

Los cassettes para la esterilización existen desde hace mucho tiempo y se usan generalmente en instituciones como universidades y hospitales. Son estuches que pueden estar hechos de metal o de plástico y vienen de diferentes tamaños y formas. Su función principal es sostener los instrumentos dentales durante el proceso de esterilización

Figura 3.
Figura 3.

Ventajas

  1. Seguridad del paciente y del equipo de trabajo. Cuando los instrumentos dentales están protegidos dentro de un estuche rígido, se reducen los posibles accidentes durante el traslado de éstos y se limita su manipulación.
  2. Preparación del procedimiento. Los cassettes pueden estar abiertos, presentando los instrumentos para un fácil acceso a ellos y reduciendo así el tiempo de preparación de todo tipo de procedimientos.
  3. Manejo de inventario. Al asignar instrumentos a un espacio dedicado se puede reducir el riesgo de que alguno se pierda, ya que cada componente tiene su lugar y se podrá ver fácilmente cuando haya algún faltante.
  4. Reducción del daño a los instrumentos. Cuando los instrumentos están encerrados en un cassette para esterilización que sufre el choque de algún accidente, el riesgo de daño a los instrumentos se reduce considerablemente.
  5. Organización de cirugías. Otra ventaja es el poder llevar un kit completo de instrumentos para un mismo procedimiento, evitando tener que preparar múltiples paquetes de instrumentos.
  6. Instrumentos al alcance. Con los cassettes el doctor puede tener todos sus instrumentos en un mismo lugar, preparados y cubiertos hasta el último momento. Con una simple apertura de la tapa del cassette se puede acceder inmediatamente a todos los instrumentos e iniciar con el procedimiento.
  7. Posible mejora de la esterilización. Cuando los instrumentos están puestos correctamente y en un lugar adecuado, permiten una descontaminación completa (en caso de sumersión en líquido) y el acceso de la temperatura (durante el ciclo térmico en autoclave) a todas las partes del instrumento.
  8. Reduce el número de ciclos de esterilización. Comparando con las bolsas para esterilizar, los cassettes limitan el riesgo de que se dañe el sello o de que se rompa el empaque; de ese modo los instrumentos se mantienen en un ambiente estéril, evitando tener que volver a esterilizar instrumentos limpios, lo que reduce su tiempo de vida.