Suscríbete

Comparación de normas cefalométricas de Björk Jarabak en poblaciones latinoamericanas mediante análisis digital, 2016.

Parte 2 de 2

Comparación de normas cefalométricas de Björk Jarabak en poblaciones latinoamericanas mediante análisis digital, 2016.

Resumen


Los estudios radiológicos utilizados por los ortodoncistas, principalmente el uso de rayos X descubiertos en 1895, dieron pie al surgimiento de métodos de medición en la materia. Actualmente con las técnicas computacionales para la identificación de los puntos craneométricos el nivel de precisión y objetividad es mayor al realizar los trazados. El presente estudio ha comparado los valores cefalométricos que permiten identificar las variaciones en las normas descritas por los doctores Björk y Jarabak. Con un tamaño de muestra no probabilístico constituido por radiografías laterales de cráneo en 58 pacientes de entre 12 y 40 años de edad en poblaciones latinoamericanas de México, Colombia, Brasil, Argentina y Costa Rica. Los valores cefalométricos obtenidos, tienen una diferencia significativa en los factores con relación a los valores de las poblaciones caucásicas, al realizar los trazados cefalométricos en el presente estudio, la mayoría de los valores estudiados se mostraron alterados o fuera del rango “normal“. El análisis cefalométrico de Jarabak es considerado como uno de los más completos en cuanto a potencial y dirección de crecimiento, pero su inconveniente es que las características craneofaciales anglosajonas son distintas a las de la población latinoamericana.

Palabras clave: Normas Cefalométricas, Población Latinoamericana, Björk y Jarabak.


Resultados

El ángulo silla, mostró una media de 124.47±7.33º en Costa Rica, 123.69±6.18º en Argentina, 122.8±8.39º en Colombia, 120.47±5.94º en Brasil y 121.16±3.84º en México.

Gráfico 1

El ángulo silla, mostró una desviación con respecto a la norma de 1.47±7.33º en Costa Rica, 0.69±6.18º en Argentina, -0.2±8.39º en Colombia, -2.52±5.94º en Brasil y -1.84±3.84º en México.

Gráfico 2

La media del ángulo articular mostró 147.8±7.99º en Costa Rica, Argentina 147.65±5.94º, Colombia 149.20±8.90º, Brasil 147.42±5.81º y en México 156.52±6.01º.

Gráfico 3

La desviación con respecto a la norma del ángulo articular mostró 4.8±7.99º en Costa Rica, Argentina 4.65±5.94º, Colombia 6.20±8.90º, Brasil 4.42±5.81º y en México 13.52±6.01º.

Gráfico 4

La media del ángulo goniaco: Costa Rica 119.99±4.34º, Argentina 124.5±9.08º, Colombia 119.38±8.15º, Brasil 122.61±8.03º y México 117.67±7.41º.

Gráfico 5

La desviación con respecto a la norma del ángulo goniaco: Costa Rica-10.01±4.34º, Argentina -5.5±9.08º, Colombia 10.61±8.15º, Brasil -7.38±8.03º y México 12.32±7.41º.

Gráfico 6

La media en la suma total 1-2-3 fue en Costa Rica de 392.25±5.54º, Argentina 395.85±6.40º, Colombia 391.4±6.53º, Brasil 390.52±6.07º y México 395.37±9.19º.

Gráfico 7

La desviación con respecto a la norma en la suma total 1-2-3 fue de -3.75±5.54º en Costa Rica, -0.14±6.40º en Argentina, -4.6±6.53º Colombia, -5.47±6.07º Brasil y -0.62±9.19º en México.

Gráfico 8

La media del ángulo goniaco superior fue de 47.11±3.59º en Costa Rica, 49.59±5.25º en Argentina, 47.45±5.10º en Colombia, 48.65±5.03º en Brasil y 44.10±4.03º en México.

Gráfico 9

La desviación con respecto a la norma del ángulo goniaco superior fue de -4.89±3.59º en Costa Rica,-2.40±5.25º en Argentina, -4.54±5.10º en Colombia, -3.35±5.03º en Brasil y -7.89±4.03º en México.

Gráfico 10

La media del ángulo goniaco inferior fue 72.89±5.04º en Costa Rica, 74.90±5.70º Argentina, 71.93±6.52º Colombia, 73.96±5.78º Brasil y 73.56±6.57º en México.

Gráfico 11

La desviación con respecto a la norma del ángulo goniaco inferior fue 2.89±5.04º en Costa Rica, 4.90±5.70º Argentina, 1.93±6.52º Colombia, 3.96±5.78º Brasil y 3.56±6.57º en México.

Gráfico 12

La media de la base craneal posterior fue 39.84±6.03 mm en Costa Rica, 34.96±4.64 mm Argentina, 33.29±2.89 mm Colombia, 35.32± 2.27 mm Brasil y 31.14±5.69 mm México.

Gráfico 13

La desviación con respecto a la norma de la base craneal posterior fue 10.84±6.03 mm en Costa Rica, 5.96±4.64 mm Argentina, 4.29±2.89 mm Colombia, 6.32± 2.27mm Brasil y 2.14±5.69 mm en México.

Gráfico 14

La media de la altura de la rama en Costa Rica 53.05±7.47 mm, Argentina 40.63±7.52 mm, Colombia 45.57±4.29 mm, Brasil 50.03±8.63 mm y México 40.93±6.96 mm.

Gráfico 15

La desviación respecto a la norma de la altura de la rama en Costa Rica 14.05±7.47 mm, Argentina 1.63± 7.52 mm, Colombia 6.57±4.29 mm, Brasil 11.03±8.63 mm y México 1.93±6.96 mm.

Gráfico 16

La media de base craneal anterior en Costa Rica 75.8±12.29 mm, Argentina 64.67±7.40 mm, Colombia 66.67±3.36 mm, Brasil 68.2±5.42 mm y México 63.09±5.80 mm.

Gráfico 17

La desviación respecto a la norma de base craneal anterior en Costa Rica 7.8±12.29 mm, Argentina -3.32±7.40 mm, Colombia -1.94±3.36 mm, Brasil 0.2±5.42 mm y México -4.90±5.80 mm.

Gráfico 18

La media de la longitud del cuerpo mandibular 81.57±10.83 mm Costa Rica, 70.66±8.07 mm Argentina, 70.22±4.13 mm Colombia, 72.52± 6.71 mm Brasil y 69.43±6.62 mm México.

Gráfico 19

La desviación respecto a la norma de la longitud del cuerpo mandibular 15.57±10.83 mm Costa Rica, 4.66±8.07 mm Argentina, 4.22±4.13 mm Colombia, 6.52± 6.71 mm Brasil y 3.43±6.62 mm México.

Gráfico 20

La media de altura facial posterior: 89.96±12.69 mm Costa Rica, 72.62±11.68 mm Argentina, 75.95±5.65 mm en Colombia, 81.98± 10.56 mm Brasil y 69.74±9.41 mm en México.

Gráfico 21

La diferencia con respecto la media de altura facial posterior: 19.96±12.69 mm Costa Rica, 2.62±11.68 mm Argentina, 5.95±5.65 mm en Colombia, 11.98± 10.56 mm Brasil y -0.26±9.41 mm en México.

Gráfico 22

La media registrada de la altura facial anterior 132.57±17.21 mm en Costa Rica, 114.62±14.86 mm Argentina, 112.78±9.78 mm en Colombia, 118.71±10.35 mm Brasil y 109.66±8.66 mm México.

Gráfico 23

La desviación con respecto a la norma de la altura facial anterior 127.57±17.21 mm en Costa Rica, 9.62±14.86 mm Argentina, 7.78±9.78 mm en Colombia, 13.71±10.35 mm Brasil y 4.66±8.66 mm en México.

Gráfico 24

Se realizó la prueba estadística de ANOVA para encontrar diferencias estadísticas significativas en los valores obtenidos respecto a la norma, los valores con diferencia en la media, así como en la desviación de la norma fueron ángulo articular, ángulo goniaco superior, base craneal posterior, altura de la rama, base craneal anterior, longitud del cuerpo mandibular, altura facial posterior e inferior (Tabla 33).

Para obtener entre que países fue la diferencia se realizó el análisis DSH (diferencia significativa honesta) de Tukey (0.05) De tal manera que coincidieron los países en las medias y desviaciones, mientras que el ángulo articular tuvo diferencia entre México y Brasil, el ángulo goniaco superior entre Argentina y México, la base craneal posterior entre Costa Rica con Colombia y México, la altura de la rama entre Costa Rica con Argentina y México, entre Argentina y Brasil y entre Brasil y México, la base craneal anterior entre Costa Rica con Argentina, Colombia y México, de igual manera la altura facial anterior y posterior en la cuál se obtuvo también entre Brasil y México y en longitud del cuerpo mandibular entre Costa Rica con los 4 países restantes (Tabla 34).

Discusión

La comparación cefalométrica entre caucásicos y latinoamericanos no ha sido ampliamente estudiada en trabajos de investigación previos. Los criterios utilizados actualmente para determinar la media y desviación de la norma se basan en el análisis de Jarabak. Al realizar los trazados cefalométricos en el presente estudio, la mayoría de los valores estudiados se mostraron alterados o fuera del rango “normal”.Estudios similares a este se han elaborado, y se han encontrado similitudes y diferencias entre la norma y las medidas obtenidas como en el de Méndez OL.11

En el presente estudio los valores obtenidos de la base craneal anterior, no son similares a lo reportado en los estudios de Björk Jarabak (caucásicos de 10 a 12 años).12 De la Rosa Contreras, encontró una disminución en la longitud craneal anterior de 57.94 mm lo cuál no coincide con este estudio de 69.74 mm, respecto a la población mexicana.

En el presente estudio las medidas de longitud del cuerpo mandibular reportadas son similares a la del estudio de Jarabak11 en Colombia, Argentina, Brasil y México, pero respecto a las de Costa Rica se obtuvieron medidas que superan la norma.

M.O. Rafael Rivas encontró que la media del ángulo silla es de 125.6º3 mientras que en este estudio es de 121.16º en mexicanos, acercándose más a la norma establecida en caucásicos. Rangel DC en su estudio comparativo encontró que el análisis cefalométrico de Jarabak tuvo tal discrepancia en el patrón de crecimiento, debido a que algunas estructuras del cráneo pueden influir en la construcción geométrica del ángulo, siendo el patrón braquicefálico el predominante14 mientras que en el actual estudio se encontró variación en México y Argentina, el resto de países fue predominantemente similar el patrón braquicefálico.

Sánchez y Prieto en 1951, ponen de manifiesto que las normas cefalométricas no son equiparables para los distintos grupos raciales, lo que lleva a sus autores a concluir que no se deben aplicar los estándares cefalométricos de un grupo étnico a un individuo ajeno a ese grupo.15

Balut González, comparó la población mexicana con los análisis de Tweed, Arnett y Steiner, y afirma que no pueden aplicarse adecuadamente para pacientes mexicanos o hispanos, pues las variaciones étnicas alteran el diagnóstico y el plan de tratamiento para cada uno de los diferentes tipos de maloclusiones;16 en el actual estudió se asemejan dichos resultados, sobre todo las medidas lineales que están más alteradas.

Swlerenga, analizó 25 radiografías de pacientes mexicoamericanos, y afirma que los resultados tienen implicaciones clínicas en el diagnóstico, describe que los hombres mexicoamericanos tienden a estar muy cerca de los hombres blancos, la única diferencia estadística significativa que encontró fue una mayor longitud de la mandíbula y un ángulo del plano mandibular más plano, además encontró más protrusión maxilar en las mujeres;17 sin embargo no se basó en una cefalometría completa, sólo utilizó ciertas medidas angulares de distintos análisis, tampoco estudió a la población hispana pura, sin embargo dichas variables coinciden con el presente estudio.

Conclusiones

Los valores cefalométricos obtenidos, tienen una diferencia significativa en los factores con relación a los valores de las poblaciones caucásicas. El análisis cefalométrico de Jarabak es considerado como uno de los más completos en cuanto a potencial y dirección de crecimiento, pero su inconveniente es que las características craneofaciales anglosajonas son distintas a la población latinoamericana.

Es importante, como profesionales de la salud a nivel Latinoamérica, prestar atención a los resultados que nos dan las cefalometrías que utilizamos en la rutina, saber interpretar cuales normas podemos tomar como parámetro de comparación y cuáles estarán alteradas por la diferencia morfológica que presentamos. Se puede establecer un análisis cefalométrico con valores estándar para cada grupo racial, aportando mayor precisión en el diagnóstico para un tratamiento de ortodoncia, ya que de la certeza del diagnóstico, dependerá la eficacia del tratamiento.

Al hacer esta comparación se podrán encontrar soluciones a problemáticas que antes parecían difíciles de diagnosticarse; así como podemos ver que las medidas angulares están más apegadas a la norma, mientras que en las lineales se muestra una notable alteración, como se ha demostrado en anteriores investigaciones.

En este estudio el ángulo más afectado fue el articular, nos lleva a confirmar que la población estudiada presenta un retrognatismo mandibular, que a su vez conlleva un perfil convexo, lo que nos conduce a enfocarnos en el tratamiento temprano, ya que como se ha comprobado, si esta dirección de crecimiento persiste en edades tempranas, en edades adultas tendrá mayor grado de alteraciones.

Referencias

  1. Dr. Pablo Echarri Lobiondo. (1998). Diagnóstico en Ortodoncia. Estudio multidisciplinario.. Barcelona.: Editorial Quintessence.
  2. Carlos E. Zamora Montes de Oca. (2004). Compendio de Cefalometría - Análisis Clínico y Práctico. Colombia: Amolca.
  3. M.O. Rafael Rivas Gutiérrez, M.O. Alma Rosa Rojas García. (2009). Estudio cefalométrico de una población mexicana y su comparación con poblaciones de otras regiones.. Oral , 30, 488 - 493.
  4. Carmen Virginia Hoffman Álvarez. (2004). Tesis "Comparación de características cefalométricas de peruanos y venezolanos entre 12 y 18 años con maloclusión clase I.". Lima, Perú: Universidad Peruana Cayetano Heredia.
  5. Cacho Casado, Alberto. (1992). Valores cefalométricos en población adulta ideal española. Tipo Facial. Universidad Complutense de Madrid. Facultad de Odontología.
  6. Arnett, McLaughlin. (2005). Planificación facial y dental para ortodoncistas y cirujanos orales. Madrid: Elsevier Mosby.
  7. Gonzalo Alonso Uribe Restrepo. (2004). Ortodoncia teoría y clínica. Medellín, Colombia: Corporación para investigaciones biológicas.
  8. Flavio Vellini Ferreira. (2002). Ortodoncia Diagnóstico y planificación clínica. Sao Paulo, Brasil: Artes Medicas Latinoamérica.
  9. Jorge Gregoret. (1998). Ortodoncia y Cirugía Ortognática Diagnóstico y Planificación. España: Espax.
  10. Dr. Luis A. Quevedo Rojas, Dra. Giovanna Jeldes Aguilar (2004). Análisis cefalométrico y estéticos más utilizados en planificación de tratamiento para cirugía ortognática. Santiago- Chile : Universidad de Chile.
  11. Méndez OL, Echeverri JC, Ceballos DM, Múnera LY. Estudio comparativo de medidas cefalométricas entre pacientes con maloclusión clase I de la Universidad de Antioquia, Colombia, y pacientes reportados en el estudio de la Universidad de Michigan en 1974. Rev Nac Odontol. 2015;11(21):7-21. doi: http://dx.doi.org/10.16925/od.v11i21.945
  12. Jarabak F, Fizzell J. Auxiliares del diagnóstico. En: Rosenmeyer F. Aparatología del arco de canto con alambres delgados. 2a ed. Buenos Aires: Mundi S.A.; 1975. p.114-206.
  13. Adriana Victoria de la Rosa Contreras, Norma Margarita Montiel Bastida, Toshio Kubodera Ito, Irania Jasso Ruiz. (Julio 2013). Elaboración de un estándar cefalométrico para la población del centro de la República Mexicana, mayor de 15 años de edad, basado en el análisis de Ricketts.. Revista ADM, 5, 251 - 257.
  14. Rangel DC, Moraes MEL, Teramoto L, Moraes LC, Moraes MB. Estudo comparativo do padrão de crescimento entre as análises USP, Ricketts, McNamara e Jarabak. Rev Clín Ortod Dental Press. 2012 out-nov;11(5):30-4.
  15. Sánchez Traslaviña Natalia, Prieto Castro Karen, Varela Varela Glorian, Souchon Sánchez María Alejandra, Manduca Toledo Ernesto, Villarroel Dorrego Mariana.(2010). Estudio comparativo del perfil facial de una población venezolana mediante el uso de diferentes análisis cefalométricos. Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría, 5, 1 -7.
  16. Mauricio Balut Gonzalez, Joseph M. Caruso, Raymond M. Sugiyama, Willis L. Schlenker. (Noviembre 2013). Establishing cephalometric norms for a Mexican population using Ricketts, Steiner, Tweed and Arnett analyses. APOS Trends in Orthodontics, 3, 171-177.
  17. Donald Swlerenga, DDS, MA, EdD: Larry J. Oesterle, DDS, MS,band Marion L Messersmith, DDS, MSc. (Agosto, 1994). Cephalometric values for adult Mexican-Americans. American Journal of Orthodontics and Dentofacia! Orthopedics, 106, No. 2, 145-155.