Suscríbete

Paciente con mordida abierta anterior por hábito


Paciente con mordida abierta anterior por hábito

Fabián Andrés Campo Franco. Residente de segundo año de la maestría en Ortodoncia y Ortopedia Maxilofacial en el Centro de Estudios Superiores de Ortodoncia (CESO), CDMX.

Dra. Beatriz Gurrola Martínez. Profesora del CESO y titular C de la carrera de Cirujano Dentista en la Facultad de Estudio Superiores Zaragoza de la UNAM.

Dr. Adán Casasa Araujo. Director del CESO.

Resumen


La mordida abierta es una maloclusión caracterizada por la falta de contacto de los dientes superiores con los inferiores en la parte anterior o posterior, ya sea por hábitos o por un problema esquelético, o desviación en la relación vertical del maxilar y mandibular del sector anterior. Se presenta un paciente de 24 años diagnosticado como clase II esquelética, con crecimiento hiperdivergente, clase Il molar bilateral, clase II canina bilateral, mordida abierta anterior por el hábito de succión lingual. Tratamiento consistió en la corrección del hábito lingual, la alineación y nivelación se obtuvo mediante bonding diferencial y secuencia de arcos de NiTi y de acero en ambas arcadas, Stripping, detallado y retención. Resultado del tratamiento se obtuvo una correcta oclusión funcional y el cierre de la mordida anterior, inicio de tratamiento abril del 2018, final Julio del 2019, tiempo total de 1 año 3 meses.

Palabras claves: hábito de succión lingual, mordida abierta anterior.


Se define un hábito como una práctica que el individuo realiza de manera habitual e irreflexiva, sin control. En la especialidad de ortodoncia nos compete observar al paciente, y clasificar el tipo: ya sea fisiológico o no fisiológicos.1 El hábito funcional o fisiológico es el que permite un crecimiento y desarrollo normal del sistema estomatognático del paciente como la deglución, respiración nasal, habla y masticación.2

Los hábitos no funcionales que son los factores etiológicos causantes de las diversas maloclusiones y posibles deformación a nivel dentoesquelético, que afectan el normodesarrollo de todo el sistema estomatognático, causando un desequilibrio entre las fuerzas musculares orales y periorales, dentro de estos hábitos están la succión digital, interposición y succión lingual, respiración oral y succión labial.3 Estos hábitos pueden provocar deterioros en el crecimiento y desarrollo normal de las estructuras orofaciales como la mordida abierta, mordida profunda, protrusión dentoalveolar, biprotrusión, paladar profundo, labios resecos entre otras.4

Por otra parte la literatura menciona a la mordida abierta como el resultado del desarrollo vertical insuficiente para permitir a un diente o más encontrar su antagonista, dicha maloclusión tiene diversas etiología como: la variación en la erupción dental, el crecimiento dento alveolar, desproporción en el crecimiento muscular o por hábitos orales.5,6

Caso clínico

Se presenta un paciente de 24 años, cuyo motivo de consulta fue una valoración en los estudios intraorales. Se observa la mordida abierta anterior (Figura 1) asociada al hábito de succión lingual, es clase I esquelética y crecimiento hiperdivergente, las fotografías intraorales lateral derecha e izquierda (Figura 2) clase II esquelética, clase Il molar bilateral, clase II canina bilateral.

Figura 1.
Figura 1.
Figura 2a.
Figura 2a.
Figura 2b.
Figura 2b.

Estudios radiográficos iniciales

En la radiografía lateral de cráneo se observa la clase l esquelética y la mordida abierta anterior (Figura 3).

Figura 3.
Figura 3.

En la radiografía panorámica se ve que no hay contacto en todo el sector anterior de los dientes superiores e inferiores, con 28 dientes presentes (Figura 4).

Figura 4.
Figura 4.

El tratamiento para la realización de la alineación y nivelación fue la colocación de brackets prescripción Roth 0.022 x 0.028 en la arcada superior e inferior. Se bondearon los brackets colocados en alturas diferenciales en anterior hacia gingival y en posterior hacia oclusal. Con secuencia de arcos en la arcada superior redondos de NiTi en tira 0.014, 0.016 y 0.018 y la misma secuencia conformados de acuerdo a la forma del arco del paciente en la arcada inferior (Figura 5).

Figura 5.
Figura 5.

La expansión se logró invirtiendo los arcos rectangulares (Figura 6), se pusieron los recordatorios linguales en inferior y los botones por palatino para usar los elásticos cruzados.

Figura 6.
Figura 6.

Resultados

En las fotografías intraorales finales se puede observar una relación molar clase l bilateral, canina derecha e izquierda clase l el overbite y overjet adecuados, la máxima intercuspidación, las líneas medias coincidentes (Figura 7), se corrigió la mordida abierta, las relaciones esqueléticas. Se logró una correcta intercuspidación, la guía incisiva y la desoclusión canina (Figura 8 y 9).

Figura 7.
Figura 7.
Figura 8.
Figura 8.
Figura 9.
Figura 9.

En las fotografías de frente inicio y final se puede comparar la corrección de la mordida abierta anterior en la sonrisa del paciente (Figura 10 y 11).

Figura 10.
Figura 10.
Figura 11.
Figura 11.

Discusión

La presencia de hábitos no fisiológicos es responsable de una gran cantidad de alteraciones a nivel dentoesquelético, lo cual va agravando a medida que el mismo está en sus etapas de crecimiento y desarrollo.7,8

Según estudios revisados hacen referencia a los hábitos de respiración oral, succión digital, deglución atípica y la interposición lingual como los factores que pueden generar una mordida abierta, lo cual está relacionado al tipo de fuerza que se ejerce sobre la estructura dentoalveolar.9,10 En cuanto a la prevalencia de esta maloclusión en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en la Facultad de Odontología en la División de Estudios de posgrado en Ortodoncia se reportó sobre la prevalencia de las maloclusiones asociadas a hábitos: la mordida abierta se presentó en un 35.1%.11 Por otra parte, el diagnóstico y tratamiento precoz de esta maloclusión es lo más recomendable a seguir para evitar que el problema dentoesquelético del paciente empeore. El tratamiento de esta maloclusión va a depender de la etiología de la mordida abierta ya sea por hábito o por problema a nivel esquelético, pero si esta es intervenida de manera temprana se pueden obtener buenos resultados.12-15

El ortodoncista debe evaluar el tipo de problema y si se puede tratar de manera ortodóncica, o si este es un problema que necesite la intervención del área de cirugía maxilofacial. Con el paciente del CESO se observó que la presencia del hábito lingual, causaba la mordida abierta en el sector anterior, además de presentar apiñamiento en el maxilar y en la mandíbula. El buen diagnóstico fue la clave del éxito del tratamiento y con la eliminación del hábito del paciente se obtuvieron resultados funcionales.

Conclusión

Con el resultado satisfactorio del cierre de la mordida abierta se obtuvo una sonrisa estética y lo más importante, la erradicación del hábito lingual. Finalmente la estabilidad de este tratamiento va a depender de que el paciente utilice los retenedores, lo cual favorecerá a que no reincida la presencia del hábito lingual, así como realizar visitas periódicas al ortodoncista para control del tratamiento.


Referencias

  1. Diaz K, Duarte L, Rodríguez P. Descripción de hábitos orales parafuncionales en niños atendidos en las clínicas del niño de la Universidad Santo Tomas, [tesis para obtener título de grado ]Universidad Santo Tomas. Facultad de Odontología; 2016.
  2. Zapata M, Llavado A, Anchelia S. Hábitos bucales y su relación con maloclusiones dentarias en niños de 6 a 12 años. KIRU 2014;11(1):16-24.
  3. Medina C, Laboren M, Viloria C, Quirós O, et al. Hábitos bucales más frecuentes y su relación con maloclusiones en niños con dentición primaria. Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría [Internet].2010[ 5 julio 2018]; Disponible en: https://www.ortodoncia.ws/publicaciones/2010/art-20/
  4. Hurtado C. Ortopedia maxilar integral. Volumen 1. Editorial ECOE. Bogotá Colombia.2012
  5. Fonseca Y, Fernández E, Eruañas A. Mordida abierta anterior. Revisión bibliográfica. Revista Habanera de Ciencias Médicas.2014;13 (4):509-515
  6. Saldarriaga A. Mordida abierta anterior: características y factores intrínsecos y extrínsecos. Revista CES Odontología.2000;2 (3):71-82.
  7. Lugo C, Toyo I. Hábitos orales no fisiológicos más comunes y cómo influyen en las maloclusiones. Revista latinoamericana de ortodoncia y odontopediatría [Internet].2011. [10 de septiembre 2018] Disponible en: https://www.ortodoncia.ws/publicaciones/2011/art-5/
  8. Aguilar M, Nieto L, De la Cruz. Relación entre hábitos nocivos y maloclusiones en una muestra de 525 pacientes de ortodoncia. Revista latinoamericana de ortodoncia y odontopediatría [Internet].2011. [10 de septiembre 2018] Disponible en: https://www.ortodoncia.ws/publicaciones/2011/art-25/
  9. Blanco L, Guerra María E, Mujica C. Relación entre el amamantamiento, el tipo de perfil, oclusión y hábitos viciosos en preescolares. Archivos Venezolanos de Puericultura y Pediatría. 2009; 62(3): 138-43.
  10. Castillo C, Bordon J, Ríos D. Frecuencia de mordida abierta anterior en escolares del primero al noveno grado y sus factores asociados. Pediatria.2012;39(2):103-106.
  11. Hafin J. Tratamiento ortodóntico en el adulto. Argentina: Panamericana; 2006.
  12. Merino E. Lactancia Materna y su relación con anomalías dentomaxilofaciales. Acta Odontológica Venezolana [Internet]. 2003;2 Disponible en : https://www.actaodontologica.com/ediciones/2003/2/lactancia_materna_anomalias_dentofaciales.asp
  13. Canut A. Ortodoncia clínica y terapéutica. Volumen 2. Editorial Masson. Barcelona España. 2004
  14. Moreno E, Halabi T, Alió J. Tratamiento temprano vs tratamiento tardío. ¿Cuándo actuar? Parte I. Clase II y Mordida Abierta. Ortodoncia Clínica. 2009; 12(1):21-33.
  15. Santiso A, Torres M, Álvarez M. Factores de mayor riesgo para maloclusiones dentarias desde la dentición temporal. Mediciego 2010; 16(2):30-33.