Uso del láser terapéutico para el tratamiento de neuralgia del glosofaríngeo.

Reporte de un caso clínico

Uso del láser terapéutico para el tratamiento de neuralgia del glosofaríngeo.

Resumen


La neuralgia del glosofaríngeo es tan intensa e incapacitante como la neuralgia del trigémino. Se ve con mayor frecuencia en las clínicas del dolor de los hospitales. Es poco usual verla en el consultorio dental; sin embargo, se llega a presentar.


La neuralgia del glosofaríngeo es un cuadro doloroso raro que tiene las mismas características que la neuralgia del trigémino, pero se limita al área de inervación del glosofaríngeo. El dolor se presenta de manera instantánea y violenta, situado en la base de la lengua, fosa tonsilar (amigdalina) y pared lateral y posterior de la faringe, reflejándose un dolor intenso dentro del oído. Precisamente se caracteriza por dolor muy intenso, que dura segundos o minutos, y el cual se desencadena al deglutir, beber, bostezar, estornudar o toser. Las lesiones aisladas del nervio glosofaríngeo son raras y suelen afectar también al nervio vago.

Anatomía

El nervio glosofaríngeo es el IX par craneal; sus núcleos de origen (origen real) son el núcleo gustativo o sensitivo, el núcleo motor o ambiguo y el núcleo salival inferior o vegetativo. Se encuentra en la profundidad del bulbo ó médula oblonga. Emerge del surco dorso lateral (retroolivar) del bulbo. Esa es su emergencia encefálica (origen aparente).

Se proyecta hacia delante y abajo y sale del cráneo por el agujero yugular (rasgado posterior). En su trayecto presenta dos ganglios: uno superior que se encuentra dentro del cráneo y uno inferior que se encuentra a la altura del foramen magno (agujero occipital). Al salir del agujero yugular se proyecta hacia abajo, forma una curva cuya concavidad es anterior y superior y termina en la raíz de la lengua, formando el plexo lingual. Estos son sus ramos terminales.

Sus ramos colaterales son el nervio timpánico (de Jacobson) que da origen al plexo timpánico, el nervio estilofaríngeo que inerva al músculo del mismo nombre, unos ramos comunicantes con el vago, facial (de Andersch) y mandibular, los ramos faríngeos que dan origen al plexo faríngeo, los ramos tonsilares que dan origen al plexo tonsilar, un ramo para el estilogloso y un ramo para el seno carotídeo. (Figura 1)

Figura 1. Nervio glosofaríngeo.
Figura 1. Nervio glosofaríngeo.

Anatomía Fisiológica

Le da la sensibilidad gustativa al tercio posterior de la lengua. Se encarga de conducir la sensibilidad de la mucosa de la tuba auditiva, la nasofaringe, la orofaringe y la cavidad timpánica.

Una rama motora del nervio glosofaríngeo también inerva a los músculos faríngeos superiores. Participa junto con otros pares craneales (VII, X, XII) en la motricidad bucofaríngea. Corresponde al centro de las contracciones que inician y permiten la deglución; inerva al músculo estilofaríngeo y da filetes secretorios a la glándula parótida.

El diagnóstico diferencial de la neuralgia del glosofaríngeo con la neuralgia del trigémino es que los pacientes que tienen lesión en el glosofaríngeo pierden el reflejo nauseoso y el gusto en el tercio posterior de la lengua.

Caso clínico

Paciente femenino de 55 años de edad reporta que aproximadamente hace 7 años comiendo pescado sintió que una espina le había lastimado la garganta. Fue con un médico y le dijeron que era el reflujo provocado por una hernia hiatal y que al ser intervenida quirúrgicamente se le iba a quitar el dolor, pero no fue así. Al hacerle una endoscopía un año después, el cirujano general le dijo que su cirugía no había salido bien.

Fue con un médico particular y le dijo que su problema era la vesícula y que operándose de ésta se le iba a quitar el dolor, pero tampoco desapareció.

A partir de ahí, refiere un piquete en la garganta que le provoca dolor y se corre al oído, mandíbula y parte posterior de la lengua. Reporta que le cambió el sabor de las cosas, sobre todo lo amargo, y se le reseca mucho la garganta. El dolor al principio era esporádico pero se presenta cada vez que come chile o toma refresco. Pasado el tiempo se le imposibilita tomar agua, comer, hablar y le da miedo hasta salir a la calle. Los fenómenos dolorosos se hicieron tan frecuentes que en el último año se presentan cada 2 minutos.

En el IMSS es remitida al neurólogo, quien le hizo estudios de cráneo consistentes en radiografías y resonancia magnética. Le recetó carbamacepina, llegando a tomar una pastilla en la mañana, una en la tarde y dos en la noche. La da de alta a los 5 meses, pero el dolor continúa. Acude con una médico particular, quien le dice que es neuralgia del trigémino. En el hospital le dicen que para ellos ya está dada de alta, pero el dolor continúa, y se hace extremadamente fuerte los últimos 20 días, al grado que la paciente ya piensa en el suicidio.

Consulta a un dentista que le dice que es neuralgia del glosofaríngeo, y éste nos la remite para tratamiento con láser terapéutico. Revisamos físicamente a la paciente y confirmamos el diagnóstico de neuralgia de glosofaríngeo.

Es tratada con el láser terapéutico Quantum IR 810. Se le aplican 7 sesiones de láser en los plexos lingual, faríngeo y tonsilar. (Figuras 2-4)

Figura 2. Plexo lingual.
Figura 2. Plexo lingual.
Figura 3. Plexo faríngeo.
Figura 3. Plexo faríngeo.

Las primeras tres sesiones se aplican cada tercer día y las últimas cuatro cada ocho días. Después de cada sesión, la paciente reportaba que el dolor era de menor intensidad, duración y cada vez más esporádico. Después de la última sesión y al momento de realizar este artículo, la paciente reporta 3 meses sin dolor.

Figura 4. Plexo tonsilar.
Figura 4. Plexo tonsilar.

Discusión

El láser terapéutico sigue siendo considerado por muchos médicos y odontólogos como parte de la medicina alternativa que se utiliza muchas veces como un último recurso, si los demás tratamientos han fracasado. Los resultados de los tratamientos con láser tera­péutico son muy favorables y en ocasiones espectaculares, eliminando hasta al 100% las molestias, por lo que ya se le piensa como tratamiento de primera opción.

Aunque la neuralgia del glosofaríngeo es rara en el consultorio dental, se llega a presentar, y el tratamiento ha sido tradicionalmente farmacológico. Se prescriben medicamentos que generalmente son muy fuertes y que alteran los sentidos del paciente, disminuyendo el dolor, pero no resolviendo totalmente el problema.

Conclusión

El tratamiento con láser terapéutico para padecimientos como la neuralgia del glosofaríngeo, en los que el dolor llega a alcanzar niveles desesperantes e insoportables para muchos pacientes, se debe considerar como la primera opción, ya que sus resultados son excelentes a corto plazo y se evita que los pacientes inicien un largo peregrinar entre distintas especialidades médicas que incluso puede durar años, donde se les aplican tratamientos ineficientes y se les mandan medicamentos cuyos efectos pueden llegar a ser muy tóxicos y no llegan a curar del todo esta enfermedad.

Referencias

  1. Trastornos del sistema nervioso que afectan el área bucal y maxilofacial. Diagnóstico y Tratamiento. Sandner O, García ME. Colombia: AMOLCA, 1996.
  2. Simon R. Neurología clínica. 7ª ed. McGraw Hill México. 1 de enero de 2010, pág. 84.
  3. Pérez AR. Dolor Neuropático. México: Ed. Médica Panamericana, 2008.
  4. Latarjet-Ruiz L. Anatomía Humana. 2ª ed. México: Ed. Médica Panamericana, 1991, pp. 360-4.
  5. Fuentes SR, De Lara GS. Corpus, Anatomía Humana General. México: Trillas, 1997, pp. 1328-36.
  6. Sandner O, García ME. Trastornos Del sistema nervioso que afectan el área bucal y maxilofacial, diagnóstico y tratamiento. Colombia: Amolca, 1996, pp. 33, 34, 89-93.
  7. Snell RS. Neuroanatomía Clínica. Argentina: Ed. Médica Panamericana, 1999, pág. 463.
  8. Guyton AC. Anatomía y Fisiología del Sistema Nervioso, Neurociencia Básica. 2ª ed., España: Ed. Médica Panamericana, 1997, pág. 53.
  9. Moore KL, Anne MR. Fundamentos de anatomía con orientación clínica. Ed. Médica Panamericana, 2005, pág. 622.