Suscríbete

Evidencia clínica del uso en dentríficos del estaño estabilizado como agente terapéutico


Evidencia clínica del uso en dentríficos del estaño estabilizado como agente terapéutico

Resumen


Los enjuagues, geles y pastas dentales se consideran agentes quimioterapeúticos que buscan optimizar y coadyuvar la acción mecánica de los cepillos dentales y de los aditamentos de higiene interproximal.

El objetivo de este estudio fue valorar la eficacia de la musicoterapia y aromaterapia en el control de ansiedad y su efecto sobre la cooperación durante el tratamiento odontológico en pacientes pediátricos. Esta Investigación es de tipo experimental, observacional y transversal la muestra fue de 100 pacientes de 4 a 10 años que acudieron a la Clínica del niño y adolescente de la Facultad de Odontología de la UAGro febrero a julio de 2018 estos se dividieron aleatoriamente grupo control y grupo expuesto a musicoterapia y aromaterapia. Procedimiento que consistió en la toma de la FC al inicio y al final de la atención odontológica, registrando y evaluando durante la atención, con la escala de Frankl.

Los resultados obtenidos permitieron identificar que el 80% de los pacientes expuestos a musicoterapia y aromaterapia presentaron una disminución en el ritmo cardiaco, concluyendo que la musicoterapia y aromaterapia son eficaces para reducir los niveles de ansiedad, resultando en un efecto directamente proporcional a la cooperación del paciente durante el desarrollo de su atención odontológica. La musicoterapia y aromaterapia han sido propuestas como alternativas y coadyuvantes en el tratamiento de la ansiedad que presentan los pacientes que acuden a consulta odontológica.

Palabras clave: musicoterapia, ansiedad, odontopediatría.


Los enjuagues, geles y pastas dentales se consideran agentes quimioterapeúticos que buscan optimizar y coadyuvar la acción mecánica de los cepillos dentales y de los aditamentos de higiene interproximal. Las pastas dentales han sido elementos incorporados a la higiene bucal desde los años 3000-5000 a.C, en civilizaciones como los egipcios, los persas, griegos, romanos y chinos. Cabe destacar que la presentación no era en forma de crema sino en forma de polvo y contenían ingredientes como polvo de cenizas, mirra, cáscara de huevo, piedra pómez, conchas de caracol, ostras quemadas, yeso, hierbas, miel, polvo de ladrillo, porcelana triturada, entre otros. A principios del siglo XIX, los polvos se convirtieron en pastas dentales, ya que se adicionaron ingredientes como la glicerina para favorecer la pastosidad. Fue hasta el año 1824 que un dentista de nombre Peabody se convirtió en la primera persona en agregar “jabón” (palmitato de sodio) a la fórmula, posteriormente, el Dr. Washington Sheffeld fue pionero al colocar la pasta de dientes que, hasta ese momento se vendía enfrascada, en un tubo plegable. Uno de los puntos de inflexión en la evolución de los dentífricos ocurrió en el año 1914 con la introducción del flúor (F) a la fórmula, sin embargo, fue hasta 1955 cuando Procter & Gamble en un trabajo conjunto con el Dr. Joseph Muhler de la Universidad de Indiana (Figura 1) y tras una década de investigación, lanzó al mercado en EUA la pasta Crest (Figura 2), la cual, probablemente fue la primera pasta dental con fluoruro comercializada en masa en el mundo con una probada reducción de caries de más del 53% (Muhler y cols., 1954; Lippert, 2013).

Figura 1. Fotografía publicada en el artículo de la revista Collier de enero de 1956, representa la investigación del Dr. Muhler acerca de una nueva pasta dental con fluoruro. En la imagen se observa al Dr. Muhler, una enfermera de nombre Weathers y John Pallatin de 6 años, uno de los niños que participaron en la investigación.
Figura 1. Fotografía publicada en el artículo de la revista Collier de enero de 1956, representa la investigación del Dr. Muhler acerca de una nueva pasta dental con fluoruro. En la imagen se observa al Dr. Muhler, una enfermera de nombre Weathers y John Pallatin de 6 años, uno de los niños que participaron en la investigación.
Figura 2. Anuncios con el famoso lema “Look, Mom - no cavities!” de la primera pasta dental con fluoruro comercializada en el mundo Crest® con fluoristan en publicaciones como McCall's y Parents 'Magazine, Good Housekeeping, Ladies Home Journal y Better Homes & Gardens. (1955-1960). .
Figura 2. Anuncios con el famoso lema “Look, Mom - no cavities!” de la primera pasta dental con fluoruro comercializada en el mundo Crest® con fluoristan en publicaciones como McCall's y Parents 'Magazine, Good Housekeeping, Ladies Home Journal y Better Homes & Gardens. (1955-1960).

A partir de ese momento, las pastas fluoradas con fluoruro de sodio (NaF) tenían una sola y probada utilidad, la prevención de caries, (Davies y cols., 2010) y aunque esta infección sigue siendo la primera causa de pérdida dental en el mundo, no es la única afección que aqueja a la población, existen otras infecciones como la enfermedad periodontal constituida como la segunda causa de pérdida dental (Kassebaum y cols., 2014), o bien condiciones, como la hipersensibilidad, erosión dental y halitosis, que pueden mejorar de forma significativa si se combina la terapia mecánica con la quimioterapia (Cury y cols., 2014 & Lip-pert, 2013). Por este motivo, la industria dedicada a la manufactura de productos de higiene bucal ha buscado desarrollar agentes terapéuticos que potencialicen el beneficio de ocupar una pasta dental. Es así como surge el fluoruro de estaño (SnF2), bajo la concepción de que no todos los fluoruros son iguales.

¿Qué sabemos del fluoruro de estaño?

El Fluoruro de Estaño (SnF2) es único entre los compuestos de fluoruro, ya que ofrece beneficios que no tiene el fluoruro de sodio o el monofluorofosfato de sodio. Si bien los 3 compuestos tienen cualidades anticariogénicas, el fluoruro de estaño estabilizado ha demostrado ser clínicamente eficiente contra la acumulación de biopelícula (Paraskevas y cols., 2006, Sharma y cols., 2013; García-Godoy y cols., 2015), gingivitis (Zimmerman y cols., 1993; Archila y cols., 2004; Mallat y cols., 2007), erosión dental (Hooper y cols., 2007; West y cols., 2017), hipersensibilidad (Schiff y cols., 2005; He y cols., 2011) y halitosis (Farrell y cols., 2007).

¿Por qué no es tan conocido este compuesto si es tan efectivo?

Las pastas dentales son tal vez el producto de higiene bucal más complejo (Lippert., 2013). Uno de los grandes retos de los agentes terapéuticos presentes en las pastas dentales es la biodisponibilidad que logran. El término biodisponibilidad es un parámetro farmacocinético de relevancia clínica, que indica en qué grado un fármaco alcanza su sitio de acción, es decir, nos permite conocer cuál es la fracción del medicamento que llega sin alteraciones metabólicas al sitio diana (Espinosa, 2012), por lo tanto, las pastas dentales más efectivas son aquellas formulaciones que presentan la máxima biodisponibilidad de sus activos. Esta biodisponibilidad, depende en gran medida, de factores como la dispersión de los ingredientes activos, la tasa de secreción y el pH salival, la temperatura que alcanza en boca la mezcla de la pasta con la saliva, y la forma en que los componentes de la saliva, por ejemplo, calcio y proteínas reaccionen con los excipientes de la pasta de dientes, incluso factores como la geometría y los filamentos de la cabeza del cepillo y la técnica de cepillado del individuo se deben considerar. Esto hace que la variabilidad de factores entre los individuos sea elevada, y que el proceso de distribución de los ingredientes activos en la cavidad bucal no sea en absoluto sencillo (Benedek-Spat E., 1973).

La estabilización del fluoruro de estaño (SnF2) ha sido todo un reto para Procter & Gamble, esto debido a que el ion de estaño (Sn) se inactiva por la oxidación e hidrólisis que ocurre cuando su compuesto SnF2 se formula en un dentífrico. Los primeros intentos fueron realizados en la década de los cincuentas, el único valor terapéutico que se la atribuía en ese entonces a este compuesto era su capacidad anticariogénica, fue hasta los años noventas, que se logró la estabilización del compuesto a través de su reformulación, explotando así su acción antiplaca y control de gingivitis. Sin embargo, aún existían complicaciones por resolver como: la presencia de sutiles pigmentaciones extrínsecas provocadas por este compuesto. Por lo que, las investigaciones continuaron y en la primer década del milenio se agregó a la fórmula un avanzado agente anticálculo y blanqueador, el hexametafosfato de sodio (Baig & He, 2005), el cual optimizó la fórmula. Finalmente, la manera en que se logró estabilizar la combinación del fluoruro de estaño (SnF2) con el hexametafosfato de sodio en un solo producto, fue formulando un dentífrico bajo en agua (<3% de agua V.S. 20-70% de agua de los dentífricos convencionales).

¿Cómo funciona?

El fluoruro de estaño (SnF2) estabilizado promueve:

La oclusión de los túbulos dentinarios expuestos, asociados con la hipersensibilidad (Zsiska y cols., 2011, Faller & Eversole 2014). De acuerdo con (Snyder y cols., 1985; Trash y cols., 1994; Schiff y cols., 2005). El SnF2 estabilizado provee una reducción significativa en la hipersensibilidad después de 4 semanas de uso, 2 veces al día (Figura 3). Las superficies radiculares expuestas (recesiones gingivales) son el mayor factor predisponente de sensibilidad radicular dentinaria, lo cual se puede exacerbar posterior al tratamiento periodontal (Davies y cols., 2010).

Figura 3. Comparación microscópica (SEM) de un dentífrico estabilizado con fluoruro de estaño (SnF2) con otras 2 pastas dentales antihipersensibilidad que también actúan por un mecanismo de oclusión de túbulos dentinarios. La fina capa de SnF2 es más resistente a un desafío de ácido en la dieta que la de cualquiera de los otros productos. Imagen obtenida de (Zsiska y cols., 2011).
Figura 3. Comparación microscópica (SEM) de un dentífrico estabilizado con fluoruro de estaño (SnF2) con otras 2 pastas dentales antihipersensibilidad que también actúan por un mecanismo de oclusión de túbulos dentinarios. La fina capa de SnF2 es más resistente a un desafío de ácido en la dieta que la de cualquiera de los otros productos. Imagen obtenida de (Zsiska y cols., 2011).

La prevención de la adhesión de la biopelícula, además de alterar su patogenicidad (Davies y cols., 2010). La evidencia científica indica que la actividad antibacterial del SnF2 contra microorganismos gram positivos y gram negativos sucede cuando las bacterias expuestas al compuesto retienen grandes cantidades de estaño, esto afecta el metabolismo de la bacteria (99% de inhibición de la actividad metabólica cuando hay exposición bacteriana a una concentración mínima de 20 ppm de estaño), por lo que se reduce la adhesión bacteriana y la producción de toxinas que contribuyen con el desarrollo de gingivitis. La sustantividad del estaño es de aproximadamente 12 horas después de la exposición a la pasta con fluoruro de estaño estabilizado. (Ramji y cols., 2005; Otten y cols., 2012). El uso de agentes químicos con acción antiplaca y antigingivitis, es todo un reto, ya que estos no deben distorsionar la flora natural de la cavidad bucal. Los productos antibacterianos muy poderosos como el digluconato de clorhexidina, pueden aumentar la resistencia bacteriana y provocar reacciones de hipersensibilidad si se usan de forma cotidiana (Paraskevas y cols., 2006).

El control de caries es válido para todos los compuestos de fluoruro que permiten la disociación del ion de flúor (F) en la cavidad bucal. El SnF2 de acuerdo con Kasturi y cols., 1995; reduce la producción de ácidos debido a su acción antibacterial, lo que favorece la remineralización del esmalte y protege de la desmineralización.

El depósito de ion de estaño en la superficie del diente ayuda a protegerlo contra la erosión dental (Faller y Eversole, 2014). Se ha informado que después de la aplicación de SnF2 existe deposición de capas de fluorofosfato de estaño u óxido de estaño en las superficies del esmalte, la deposición ocurre principalmente como resultado de la unión del ion estaño a los sitios libres de fosfato en la superficie del esmalte. De tal forma que, el estaño forma una capa protectora en la superficie dental que es altamente resistente a los ácidos (Figura 3).

El control de la halitosis, la cual es resultado del metabolismo de bacterias anaerobias gram negativas que proliferan en la lengua, las cuales descomponen las proteínas que contienen azufre y producen compuestos de azufre volátiles, principalmente metilmercaptanos y sulfuros de hidrógeno (Tonzetich, 1977). El mal olor también puede ocurrir debido a la respiración bucal, infecciones orales, reflujo esofágico, o dieta. El SnF2 ejerce nuevamente su efecto antibacteriano, a través de la inhibición metabólica, además el ion estaño puede unirse directamente a los sitios o moléculas donde existe azufre, por ejemplo, los aminoácidos metionina y cisteína creando un antagonismo competitivo para su metabolismo. La higiene oral meticulosa reduce el nivel de bacterias y la producción de compuestos volátiles de azufre.

La acción anti-cálculo, a partir de las 6 semanas de aplicaciones 2 veces al día de fluoruro de estaño estabilizado al 0.454% con hexametafosfato de sodio se observa una menor formación de cálculo, esto debido al hexametafosfato de sodio y al zinc contenidos en la fórmula, ya que interfieren con la formación y crecimiento de cristales de calcio y fosfato (Figura 4). La menor acumulación de cálculo se traduce en pacientes que pueden higienizarse de forma más eficiente.

Figura 4. Mecanismo de acción del zinc (Zn).
Figura 4. Mecanismo de acción del zinc (Zn).

Los efectos de prevención de manchas y blanqueamiento de varias formulaciones de fluoruro de estaño estabilizado en el portafolio de Procter & Gamble son proporcionados por un sistema avanzado de sílice de alta limpieza y hexametafosfato de sodio (polifosfato) (Figura 5). La sílice de alta limpieza elimina suavemente las manchas mecánicamente durante el cepillado, mientras que el hexametafosfato de sodio funciona químicamente (Baig y cols., 2005; Terezhalmy y cols., 2007).

Figura 5. Portafolio de productos con estaño estabilizado de Oral-B en México.
Figura 5. Portafolio de productos con estaño estabilizado de Oral-B en México.

Conclusiones

Anteriormente, las pastas fluoradas, tenían un solo beneficio, la prevención de caries. Actualmente, la composición de las pastas dentales es compleja porque buscan ser multibeneficios. El fluoruro de estaño (SnF2) es único entre los compuestos fluorados porque ofrece beneficios para la salud bucal más allá de la protección contra la caries. Sin embargo, desarrollar un dentífrico con SnF2 estabilizado y con una biodisponibilidad elevada requiere innovación y experiencia en la formulación. Procter & Gamble es líder mundial en innovación en dentífricos con esta característica, ofreciendo una amplia variedad de dentífricos con SnF2 estabilizado para que los odontólogos puedan realizar sus recomendaciones con la certeza de que hay evidencia científica que sustenta su recomendación.


Referencias

  1. Muhler JC, Radike AW, Nebergall WH, Day HG. (1954). The effect of a stannous fluoride containing dentifrice on caries reduction in children. Dental Research 33(5):606-612.
  2. Lippert, F. (2013). An introduction to toothpaste-its purpose, history and ingredients. In Toothpastes (Vol. 23, pp. 1-14). Karger Publishers.
  3. Davies R, Scully C, Preston AJ, Dentifrices-an update, Med Oral Patol Cir Bucal, 2010, Nov 1;15(6) e976-82.
  4. Kassebaum, N., Bernabé, E., Dahiya, M., Bhandari, B., Murray, C., y Marcenes, W. (2014). Global Burden of Severe Tooth Loss. Journal Of Dental Research, 93(7_suppl), 20S-28S.
  5. Cury JA, Tenuta LA. Evidence based recomendation on toothpaste use, Brz Oral Res, 2014; 28 (Spec Iss 1):1-7.
  6. Paraskevas S., Van der Weijden GA., A review of th effects of stannous fluoride on gingivitis, J Clin Periodontol 2006; 33: 1-13.
  7. Sharma NC, Qaqish J, He T, et al. (2013) Superior plaque reduction efficacy of a stannous fluoride dentifrice. The Journal of Clinical Dentistry 24:31-36.
  8. García-Godoy C, Duque N, Rothrock J, et al. (2016) Image Analysis of 2-Week Overnight Plaque Effects with Two-Step Paste/Gel. Journal of Dental Research 95 (Spec Iss A): Abstract 1708.
  9. Archila L, Bartizek RD, Winston JL, et al. (2004) The comparative efficacy of stabilised stannous fluoride/sodium hexametaphosphate dentifrice and sodium fluoride/triclosan/ copolymer dentifrice for the control of gingivitis: a 6-month randomized clinical study. Journal of Periodontology 75(12):1592-1599.
  10. Mallatt M, Mankodi S, Bauroth K. et al. (2007) A controlled 6-month clinical trial to study the effects of a stannous fluoride dentifrice on gingivitis. Journal of Clinical Periodontology 34:762–767.
  11. Hooper SM, Newcombe RG, Faller R, et al. (2007) The protective effects of toothpaste against erosion by orange juice in situ and in vitro. Journal of Dentistry 35:476-481.
  12. West NX, He T, Macdonald EL, et al. (2017) Erosion protection benefits of stabilized SnF2 dentifrice versus an arginine-sodium monofluorophosphate dentifrice: results from in vitro and in situ clinical studies. Clinical Oral Investigations 21(2):533-540.
  13. Schiff T, Saletta L, Baker R, et al. (2005) Desensitizing effect of a stabilized stannous fluoride/sodium hexametaphosphate dentifrice. Compendium of Continuing Education in Dentistry 26 (Suppl 1):35-40.
  14. Miller S, Truong T, Heu R, et al. (1994) Recent advances in stannous fluoride technology: anti-bacterial efficacy and mechanism of action towards hypersensitivity. International Dental Journal 44 (1 Suppl 1):83-98.
  15. He T, Barker ML, Qaqish J, et al. (2011) Fast onset sensitivity relief of a 0.454% stannous fluoride toothpaste. The Journal of Clinical Dentistry 22(2):46-50.
  16. Farrell S, Barker ML, Gerlach RW. (2007) Overnight malodour effect with a 0.454% stabilised stannous fluoride sodium hexametaphosphate dentifrice. Compendium of Continuing Education in Dentistry 28(12):658-662.
  17. Espinosa Meléndez, M. T. (2012). Farmacología y terapéutica en odontología: fundamentos y guía práctica. Capítulo 1. Médica Panamericana.
  18. Benedek-Spat E: The composition of unstimulated human parotid saliva. Arch Oral Biol 1973; 18: 39–47.
  19. Baig AA, He T, Buisson J, et al. (2005) Extrinsic whitening effects of sodium hexametaphosphate - a review including a dentifrice with stabilized stannous fluoride. Compendium of Continuing Education in Dentistry 26 (supp 1):47-53.
  20. Zsiska M, White DJ, Moore JA. (2011) Acid durability of rapid-onset smear layers produced by dentifrices. Journal of Dental Research 90 (Spec Iss A): Abstract 2635.
  21. Faller RV, Eversole SL. (2014) Protective effects of SnF2 – Part III. Mechanism of barrier layer attachment. International Dental Journal 64 (Suppl 1):22-28.
  22. Thrash WJ, Dodds MW, Jones DL. (1995) The effect of stannous fluoride on dentinal hypersensitivity. International Dental Journal 44(Suppl 1):107-118.
  23. Ramji N, Baig AA, He T, et al. (2005) Sustained anti-bacterial actions of a new stabilized stannous fluoride dentifrice containing sodium hexametaphosphate. Compendium of Continuing Education in Dentistry 26(9 Suppl 1):19-28.
  24. Kasturi R, White DJ, Lanzalaco AC, et al. (1995) Effects of nine weeks’ use of a new stabilized stannous fluoride dentifrice on intrinsic plaque virulence expressed as acidogenicity and regrowth: a modified PGRM study. The Journal of Clinical Dentistry 6 Spec No:71-9.
  25. Tonzetich J. (1977) Production and origin of oral malodor: a review of mechanisms and methods of analysis. Journal of Periodontology 48(1):13-20.
  26. Terézhalmy G, Chaves E, Bsoul S, et al. (2007) Clinical evaluation of the stain removal efficacy of a novel stannous fluoride and sodium hexametaphosphate dentifrice. American Journal of Dentistry 20(1):53-5.