Reparaciones restaurativas con ayuda de un adhesivo universal

La tarea de reparar las restauraciones ha sido un procedimiento históricamente improductivo en la práctica dental. Los profesionales de la salud dental han aprendido mediante extensa experiencia profesional que las reparaciones, ya sean intraorales o extraorales, tienen una prognosis muy deficiente.

Reparaciones restaurativas con ayuda de un adhesivo universal

Resumen


La tarea de reparar las restauraciones ha sido un procedimiento históricamente improductivo en la práctica dental. Los profesionales de la salud dental han aprendido mediante extensa experiencia profesional que las reparaciones, ya sean intraorales o extraorales, tienen una prognosis muy deficiente. De hecho, sin importar qué tan cuidadosamente haya sido moldeada, limpiada, secada, preparada y adherida la superficie de cerámica o compuesto, la reparación falla invariablemente dentro de un periodo breve. Comprensiblemente, los dentistas son renuentes al realizar reparaciones riesgosas porque asumen una responsabilidad futura por la condición del diente; los pacientes regresan con una regularidad alarmante con parches no exitosos y los practicantes deben volver a realizar la restauración, a menudo a cuenta de ellos mismos.


La solución más fácil (y más rentable) es recomendar una nueva corona, puente o restauración. Es posible que en muchos casos sea factible para el paciente; sin embargo, el dentista también debe considerar las situaciones en las que la condición económica del paciente simplemente es incompatible con el plan de tratamiento ideal, y debe poner a disposición una alternativa más accesible.

Es posible que haya muchas circunstancias en las que la restauración fracturada sea una parte integral y/o inseparable de un puente de extensión o de una rehabilitación, cuya extracción y/o reemplazo es exorbitante desde el punto de vista clínico y económico tanto para el paciente como para el dentista.

Es posible que la fractura haya ocurrido en una restauración colocada recientemente. El dentista prefiere una solución reparadora temporal a largo plazo, pero altamente estética, hasta que el estado oral del paciente se haya estabilizado y se pueda tomar con seguridad una decisión sobre la necesidad de rehacer la restauración.

En estos casos, se recurre a la odontología “heroica”. Para el dentista esto puede ser difícil, fuera de lo ordinario y más allá de los paradigmas. El acercamiento al tratamiento específico puede estar más allá de las indicaciones típicas para el material y ser más osado que la práctica de rutina; sin embargo, dados los fundamentos científicos adecuados y el respaldo de la investigación, el esfuerzo adicional es de gran valor para el paciente y, en última instancia, para la satisfacción profesional del dentista.

Las dos principales preocupaciones clínicas con los “sistemas” de reparación anteriores fueron:

  1. Las bajas fuerzas de adhesión reparadoras a los sustratos restaurativos remanentes, lo que lleva a una pronta falla.
  2. La necesidad de ofrecer una variedad de sistemas adhesivos vigentes, uno para cada categoría de capa base residual, y cada una con su propio protocolo e instrucciones de uso.
  3. Las situaciones en las que diferentes capas de sustrato fueron expuestas por la fractura, cada una idealmente reparada con un adhesivo y técnica diferentes.

Los avances recientes en las tecnologías de adhesivos han mejorado la adhesión de compuesto reparador (generalmente resina fluida) a los sustratos remanentes. Estos valores de adhesión mejorados hacen que las reparaciones sean mucho más predecibles y menos preocupantes para el profesional.

Dada la amplia variabilidad de los materiales restauradores indirectos y directos que están disponibles actualmente, es virtualmente imposible dar un seguimiento y tener acceso a los productos reparadores especializados que están indicados para cada sustrato individual. Además, si el dentista original y el dentista reparador no es el mismo, es posible que no haya un registro claro de los materiales reales que se usaron y que ahora se deben respetar.

Las fracturas restaurativas no están ordenadas; las grietas se propagan de manera irregular a través de las distintas capas de una restauración, lo que en ocasiones deja gran cantidad de sustratos que requieren una adhesión reparadora. A menudo estas capas son delgadas, apenas visibles incluso con aumento e imposibles de tratar individualmente dentro o fuera de la cavidad oral.

Shofu Dental USA (San Marcos, California) introdujo el sistema de reparación de porcelana y resina CeraResin Bond, específicamente diseñado para la reparación de cerámica, porcelana, acrílico y materiales de coronas y puentes. Este sistema fue desarrollado para superar las dificultades clínicas existentes asociadas al proceso de reparación. Su uso es sencillo e intuitivo. (Figura 1)

Figura 1.
Figura 1.

Se diseñó específicamente como un adhesivo universal; crea una interfaz efectiva y predecible entre la cerámica, los compuestos directos e indirectos, las resinas de endurecimiento en frío, las dentaduras postizas y los materiales reparadores de endurecimiento con luz (Tabla 1). Su cualidad de “universal”, es decir, su adhesión a todos los materiales restaurativos, es particularmente importante para el dentista; un solo adhesivo reparador (con un solo protocolo) cubre todas las eventualidades clínicas, al tiempo que simplifica las técnicas y la gestión de suministros. En casos en los que la fractura expone múltiples materiales, se garantiza al dentista que el adhesivo CeraResin Bond corrige todos los sustratos.

Las fuerzas de adhesión mejoradas hacen que el proceso reparador sea mucho más predecible y, por lo tanto, mucho menos riesgoso. Ahora se puede esperar que una reparación tenga una vida útil considerable. Esto hace que la decisión que el dentista toma entre reparar o rehacer sea mucho más sencilla y mucho más conveniente para el paciente.

Procedimiento

Tres rápidos pasos específicos forman el procedimiento de reparación con CeraResin. El tratamiento previo es consistente con las técnicas existentes: moldear la superficie, limpiar, secar, grabar con ácido fosfórico (opcional para las reparaciones extraorales), enjuagar y secar. Después:

  1. aplicar una capa de Bond I y dejarla reposar durante 10 segundos,
  2. aplicar una capa de Bond II y dejarla reposar durante 10 segundos,
  3. endurecer con luz.

Restaura la anatomía dental necesaria en forma y función con cualquier adhesivo y compuesto de resina (generalmente una resina fluida) que se use en el consultorio.

Química

CeraResin Bond I contiene etanol (portador) y silano (ingrediente activo). El silano es el que prepara los diferentes sustratos y une todas las cerámicas, incluidos los empastes para rellenar en las resinas compuestas. (Figura 2)

Figura 2.
Figura 2.

CeraResin Bond II está compuesto de acetona (portador), 4-AET (un monómero que estimula la adhesión), UDMA (polímero de endurecimiento rápido) y un iniciador de polimerización. (Figura 3)

Figura 3.
Figura 3.

CeraResin Bond es extremadamente resistente a la infiltración de humedad y a las deformaciones térmicas, lo que proyecta una adhesión duradera. Es compatible con todos los compuestos y acrílicos y se puede emplear de manera intraoral y extraoral para adherir todas las cerámicas. Por lo tanto, se puede usar tanto en el consultorio como en el laboratorio.

Tabla 1.
Tabla 1.

Caso clínico 1

La sonrisa del paciente estaba comprometida por un solo diente antiestético (Figura 4). El lateral izquierdo se había fracturado en años anteriores y restaurado con resina que se había manchado y picado con el paso de los años (Figura 5). La opción de tratamiento fue una corona completa. Dada la falta de estructura dental restante, se recomendó endodoncia electiva, perno y muñón. El paciente solicitó un tratamiento que fuera menos agresivo y menos costoso. No se pudo identificar el material restaurativo original. La restauración previa se extrajo parcialmente, lo que dejó una parte de estructura dental y la mayoría de los compuestos anteriores (Figura 6). Las superficies se moldearon con abrasión por aire, se aplicó CeraResin Bond I y II en secuencia y se endureció con luz. Se restauró la forma del diente con Beautifil Flow Plus y el gomero híbrido Beautifil II (Shofu Dental USA, San Marcos, California). Después de pulir se logró un buen ajuste de color y estética (Figura 7). Una revisión detallada reveló una restauración estética que debería proporcionar años de función predecible (Figura 8).

Figura 4.
Figura 4.
Figura 5.
Figura 5.
Figura 6.
Figura 6.
Figura 7.
Figura 7.
Figura 8.
Figura 8.

Caso clínico 2

Un recubrimiento laminado de porcelana colocado algunos años antes se despegó prácticamente intacto (Figura 9). La posición del lateral izquierdo altamente visible y la condición deteriorada de algunos de los anteriores adyacentes sugirieron que 6 recubrimientos de porcelana anteriores serían un tratamiento ideal. El paciente objetó debido a motivos económicos. Después de una inspección y microabrasión, se descubrió que la superficie oral tenía una estructura dental parcialmente natural y parcialmente de compuesto (Figura 10).

Figura 9.
Figura 9.
Figura 10.
Figura 10.

El recubrimiento con cerámica debe tomar en cuenta múltiples sustratos, dientes naturales, compuesto restaurador remanente, cementos de resina y cerámicas; sin embargo, es fundamental que todos los componentes, cerámicas, compuestos y la estructura dental natural se adhieran entre sí en todo el cemento de recubrimiento. La superficie dental natural se grabó y adhirió con el adhesivo de 7a generación BeautiBond. La impresión del recubrimiento y el compuesto en el diente se trataron con CeraResin Bond I y II en secuencia. El cemento de recubrimiento endurecido con luz se aplicó al recubrimiento, el cual se asentó posteriormente. El cemento excedente se eliminó y toda la superficie se endureció con luz (Figura 11). La estética de la sonrisa se restauró dentro de los medios económicos del paciente. (Figura 12)

Figura 11.
Figura 11.
Figura 12.
Figura 12.

Conclusión

La disponibilidad de un adhesivo restaurativo universal hace que la odontología heroica sea más predecible y menos riesgosa. Al ser adhesivo a todas las cerámicas, porcelanas, acrílicos y materiales compuestos directos e indirectos, el sistema de reparación es compatible con todas las resinas y compuestos. Se puede usar para modificar y adaptar de manera rápida las restauraciones de porcelana y resina en lugar de rehacerlas, al tiempo que se proporciona una adhesión fuerte y duradera. El sistema CeraResin Bond de Shofu les permite a los dentistas tratar a los pacientes que requieren reparaciones estéticas inmediatas con confianza y ofrecerles opciones de tratamiento a aquellos que no pueden costear opciones de tratamiento más integrales.