Suscríbete

Corrección de mordida abierta anterior con el uso de arcos con curva inversa sin exodoncias


Corrección de mordida abierta anterior con el uso de arcos con curva inversa sin exodoncias

C.D. Ernesto O.

Villavicencio Chavira.

Mtro. Ricardo Sosa Pérez.

Mtra. Olga Rocío Manzo Palomera.

Mtra. Gabriela Silva González.

Profesores de la Universidad de Guadalajara México.

Resumen

La elección del color a través de análisis visual y guías de color dental es un proceso subjetivo que puede tener errores importantes. Usando la guía 3D master y 5 muestras separadas de la misma guía, se pidió que identificaran el color a 10 odontólogos profesores universitarios, 25 técnicos dentales, 10 asesores técnicos expertos y 40 estudiantes de odontología. Se evaluaron los resultados encontrando que el grupo de estudiantes presentó 61% de errores, mientras que el grupo de odontólogos profesores y el grupo de asesores expertos solo presentaron 8% de error. El tipo de error más frecuente fue en Hue con 38% y el menos frecuente fue en Valor con 23%. Por género, las mujeres tuvieron menor error que los hombres, correspondiendo el 58% de errores al género masculino.


La selección y reproducción del color en odontología, aunque aparentemente son procesos sencillos, frecuentemente tienen resultados no satisfactorios, incluyendo la repetición del trabajo en el laboratorio e incrementos de costos.

El colorímetro lumin vacuum, que después se transformó envivtapan classical, fue el líder y modelo a seguir por diferentes empresas desde 1956. Sin embargo este y otros colorímetros se fabricaron cuidando solamente el croma y la saturación, que son 2 de los 3 elementos que constituyen el color, y no se le dio importancia al tercer elemento, que es el valor o luminosidad.

En 1998 la empresa VITA saca al mercado el colorímetro 3D master, el cual agrupa por valor o luminosidad los diferentes tonos para la selección del color dental, además de sugerir una técnica o secuencia que facilita la selección de color.

Desde hace mucho tiempo se ha estudiado la dificultad para determinar el color dental, y así, Brown en un estudio de discriminación de color con 12 observadores encontró que la percepción del color es un proceso psicofisiológico que varía entre y dentro de los individuos (Brown, 1957).

Culpepper documentó inconsistencias entre los dentistas que tratan de hacer coincidir los colores de dientes naturales y la incapacidad de los dentistas para duplicar de forma fiable sus propias selecciones (Culpepper, 1970).

Wyszecki menciona que otros factores que pueden alterar la percepción del color son el envejecimiento, la fatiga, la duración de la exposición de la muestra para el ojo y la apresurada exposición (Wyszecki, 1975).

McPhee encontró que la determinación visual de selección de color es poco fiable e inconsistente y continúa siendo un problema en odontología (McPhee, 1978).

Nardi, encontró que pueden ocurrir alteraciones en la percepción del color como resultado de numerosos factores tales como el metamerismo que se puede presentar en dientes naturales, o la fatiga en el clínico (Nardi, 1980).

Se ha considerado que la mujer comete menos errores para seleccionar el color que el hombre. En un principio se creyó que eso podía deberse a que en ellas hubiera mayor cantidad de conos en su retina (Montagna, 2008), pero otros autores consideran que eso se debe más a factores psicológicos que fisiológicos.

De la misma manera se considera que una persona entrenada o con práctica constante en selección de color tendrá menos margen de error que el principiante.

Carmona señala que el 80 por ciento de los receptores de color en la retina humana corresponden a los bastones, que son los encargados de detectar las diferencias en luminosidad, es decir el blanco y negro o la escala de grises. Por lo tanto, el valor o luminosidad es el factor más importante en la elección del color dental (Carmona 2006).

Villavicencio recomienda el uso de la fotografía digital en escala de grises para encontrar el valor en procedimientos de toma de color en odontología (Villavicencio, 2011).

Dimensiones del color, también denominados elementos cromáticos, se refieren a las cualidades o propiedades del color que hacen posible organizar los sistemas de color y que en sí constituyen una composición cromática. Estas dimensiones nos permiten diferenciar un color de otro. Son 3 los elementos cromáticos.

Valor (luminosidad). El valor, brillo o luminosidad probablemente sea el concepto más importante en la determinación de los colores de los dientes. No obstante, la comprensión de esta dimensión del color sea la más difícil de determinar. Por ser una propiedad acromática (independiente del matiz), puede definirse como la dispersión que va desde el blanco al negro, o de manera más simple, el factor que distingue los colores claros de los oscuros (Figura 1).

Figura 1. Valor (luminosidad).
Figura 1. Valor (luminosidad).

Hue (matiz, tinte), es la sensación por la cual observamos la longitud de onda de la luz reflejada de los objetos y que, normalmente, llamamos de color. De esa forma, lo que por ejemplo definimos como rojo, verde o azul, es en verdad matiz, calidad en la cual se distingue una “familia” de color de la otra. En otras palabras es el nombre del color: morado, naranja, rojo etc. (Figura 2).

Figura 2. Hue (matiz, tinte).
Figura 2. Hue (matiz, tinte).

Croma (saturación), es la dimensión del color que representa el grado de pureza de un determinado matiz en particular, o también la calidad de pigmento de una escala de matiz. Por ejemplo un color (matiz) amarillo, puede ser seguido por varios tonos menos saturados teniendo una gama de amarillos con menos croma (Figura 3).

Figura 3. Croma (saturación).
Figura 3. Croma (saturación).

Este estudio pretende determinar el porcentaje de error y acierto para seleccionar color entre estudiantes, odontólogos y técnicos dentales por medio de la guía 3D Master.

Metodología

Se formaron 4 grupos de personas para este estudio. El grupo número 1, se formó con 40 estudiantes de odontología de la Universidad de Guadalajara México, a los que se les dio instrucción durante 90 minutos acerca de colorimetría y la técnica de selección de color con la guía 3D master.

El grupo número 2, se formó con 10 odontólogos profesores universitarios del área de prostodoncia de la Universidad de Guadalajara que conocen la guía 3D master.

El grupo número 3, se formó con 25 técnicos dentales egresados de la Universidad de Guadalajara, que conocen la guía 3D master.

El grupo número 4, se formó de 10 técnicos asesores expertos en el sistema 3D master que trabajaban para VITA ZAHNFABRIK.

A un colorímetro 3D master que cuenta con 26 tonos de color se le extrajeron al azar 5 bastones y se bloqueó el código. A cada uno de estos bastones se les asigno una letra; A, B, C, D, E. A cada uno de los participantes se les pidió que seleccione el color de los bastones separados con la ayuda de otro colorímetro 3D master completo. Cada participante lo hizo en las condiciones de luz y tiempo que él mismo eligió. Se les pidió que anotaran en una hoja receptora de datos, el código seleccionado correspondiente a los bastones que tienen las letras A, B, C, D, E (Figura 4).

Figura 4. Muestras y guía 3D master.
Figura 4. Muestras y guía 3D master.

Se analizó la información por medio de un programa estadígrafo de frecuencia absoluta y relativa y de media aritmética.

Resultados

El resultado de errores y aciertos corresponde a 51% de aciertos y 49% de error, de la muestra total que consta de 85 sujetos de estudio (Gráfica 1).

En relación al error y acierto por grupos, el porcentaje de error de los estudiantes corresponde a un 61% mientras que un 23% a los técnicos dentales, y el 8% de odontólogos al igual que el 8% del grupo de expertos en el sistema 3D master (Gráfica 2).

En relación al género, la mujer presenta más aciertos que el hombre al seleccionar color, correspondiendo un 58% de error al género masculino y 42% al femenino (Gráfica 3).

El porcentaje de tipo de error en la muestra global corresponde a, 39% de Croma, 38% de Hue y 23% de Valor (Gráfica 4).

Por grupos estudiados, el porcentaje de error en el grupo de estudiantes corresponde al 60% de errores y un 40% de aciertos (Gráfica 5).

El porcentaje de error en el grupo de técnicos dentales corresponde al 59% de aciertos y el 41% de errores (Gráfica 6).

El porcentaje de error en el grupo de odontólogos corresponde al 64% de aciertos y el 36% de errores (Gráfica 7).

El porcentaje de error en el grupo de asesores expertos en el sistema 3D master, corresponde al 64% de aciertos y el 36% de errores. Grafica 8.

Conclusiones

  1. En la selección de color con el sistema 3D master, en la muestra global, el 49% de pruebas de elección fueron errores. Sin embargo, el error de mayor importancia, que es en luminosidad, fue solo de 23%.
  2. La experiencia es un factor muy importante, pues en el grupo de estudiantes sin experiencia, el error fue de 61 %, que contrasta fuertemente contra los grupos de odontólogos y expertos en el sistema con un error de tan solo 8 %.
  3. Con respecto al género, en este estudio las mujeres se equivocaron en un 42% mientras que los hombres en un 58%. Lo cual coincide con las afirmaciones de Montagna a pesar de no presentar en forma cuantitativa las diferencias que señala.

Referencias

  1. Brown, W. (1957). Color discrimination of twelve observers. J Opt Soc Am A , 47, 13743.
  2. Carmona, D. (2006). Siente la Experiencia de Jugar con la Luz (1ª ed.). Alemania: Verlag Neuuer Merkur.
  3. Culpepper, W. (1970). A comparative study of shade matching procedures. J.Prosthet Dent , 24, 166-73.
  4. Nardi, M. (1980). Observer metamerism in college-age students. Color Res Appl , 5, 73.
  5. McPhee, E. (1978). Light and color in dentistry Part I-nature and perception. J Mich Dental Assoc, 60, 565-72.
  6. Montagna Fabrizio, B. M. (2008). De la Cera a la Ceramica (1a ed.). Colombia: Amolca
  7. Villavicencio, E. (2011). Feldespatica Inyectada VITA PM9. (M. M. Lopez, Ed.) Dentista y Paciente (38), 48-54.
  8. Wyszecki, S. W. (1975). Color Science concepts and methods, quantificative data and formulae (3rd ed ed.). New York: John Wiley and Sons.