Suscríbete

La tecnología tridimensional como auxiliar para el diagnóstico en ortodoncia

La tecnología tridimensional como auxiliar para el diagnóstico en ortodoncia

Resumen


Tanto la tomografía Cone Beam como el escaneo de modelos virtuales, sin lugar a dudas representan un avance colosal para la evaluación y diagnóstico dentro del área que comprende el complejo craneofacial, ya que nos permite acceder en poco tiempo y con un mínimo de radiación a un sinnúmero de imágenes diagnósticas en los tres planos del espacio. Además, nos proporciona reconstrucciones tridimensionales que muestran la anatomía tridimensional completa y real sin distorsiones o magnificaciones que por su calidad son altamente explícitas y útiles para elaborar un diagnóstico y plan de tratamiento.


Antecedentes

Los avances científicos en el área médica y dental son incontables, y si bien es cierto que la tecnología se crea para apoyar al profesional, el avance es tan incesante y vertiginosos que puede resultar verdaderamente abrumador, haciendo una pequeña y personal retrospectiva, hace apenas cuatro años publicaba por primera vez un artículo con el tema de la tecnología tridimensional, en ese entonces en todo México existía un solo equipo y los softwares eran muy limitados, actualmente el número de equipos se incrementa día a día y los softwares en el mercado son numerosos y cada vez mas potentes.

El uso de la tecnología tridimensional ha sido estudiado y probado por múltiples especialistas en todo el mundo1,2 y es un tema recurrente de tesis en todas las especialidades dentales en las universidades a lo largo del mundo. Por todo lo anterior, el ortodoncista no debe estar ajeno a está opción de apoyo diagnóstico y requiere conocer y manejar las posibilidades y ventajas que la tridimensión ofrece.

La tomografía Cone Beam abre un mundo nuevo y de posibilidades infinitas para su uso en ortodoncia. Las imágenes que brinda son el apoyo visual que se requiere para explicar de manera más detallada y precisa a los pacientes cuál es su padecimiento y la manera en que debemos abordarlo, ya que la calidad y exactitud de las imágenes hablan por sí mismas.

La evaluación podría dividirse en cinco partes principales:

  1. Vías aéreas
  2. Órganos dentarios
  3. Tejidos blandos
  4. Modelos virtuales
  5. Articulaciones

En pacientes con crecimiento vertical exagerado, o pacientes respiradores bucales se debe evaluar las vías aéreas superiores para descartar problemas de obstrucción de senos frontales y paranasales, así como hipertrofia de cornetes o desviaciones de tabique nasal, presencia de amígdalas y adenoides.

De igual forma es posible evaluar, en las diferentes zonas, el ancho de la cortical ósea para decidir si existe la posibilidad de realizar expansión dentoalveolar o si es necesaria la colocación de aparatología indicada para la disyunción. Incluso, es posible verificar mediante una segunda toma que efectivamente se consiguió el tratamiento deseado (Figura 1-4).

Figura 1. Reconstrucción 3D para vías aéreas.
Figura 1. Reconstrucción 3D para vías aéreas.
Figura 2. Senos Paranasales ocupados en Corte Coronal.
Figura 2. Senos Paranasales ocupados en Corte Coronal.
Figura 3. Tomografia predisyunción.
Figura 3. Tomografia predisyunción.
Figura 4. Tomografia predisyunción.
Figura 4. Tomografia predisyunción.

Para los pacientes candidatos a tratamiento ortodóntico, con el fin de realizar mediciones precisas de los órganos dentarios y con base en la manipulación de la densidad de los tejidos, se puede mostrar eficientemente imágenes tridimensionales, vistas 3D panorámicas o cortes tomográficos específicos de una zona. Esto para tener la ubicación de los dientes en malposición y su relación con los demás órganos dentarios (Figura 5-7).

Figura 5. Volumen 3D dental.
Figura 5. Volumen 3D dental.
Figura 6. Ángulo interincisal.
Figura 6. Ángulo interincisal.
Figura 7. Panorámica 3D.
Figura 7. Panorámica 3D.

Colocar la piel del tejido blando sobrepuesta en los tejidos duros le da al clínico la perspectiva de la estética facial. Si ésta es correcta el ortodoncista elaborará un plan de tratamiento que permita conservarla, o en el caso de que la estética no sea la ideal, podremos explicar con imágenes para que el paciente pueda comprender mejor el efecto favorable que tendrá el tratamiento sobre su rostro (Figura 8).

Figura 8. Superposición de los tejidos blandos.
Figura 8. Superposición de los tejidos blandos.

Los modelos virtuales consisten en crear un modelo digital a partir de un escaneo 3D ya sea de una impresión dental o de un modelo de estudio en yeso. Este escáner aumenta inmediatamente la percepción de las opciones del tratamiento con sus avanzadas herramientas 3D, las cuales nos dan la información exacta del resalte y la sobremordida, forma de las arcadas, grado de apiñamiento y, por si esto no fuese suficiente, el ortodoncista puede hacer un Set Up virtual simulando el tratamiento completo, incluyendo extracciones3,4 (Figura 9-12).

Figura 9. Arcada superior.
Figura 9. Arcada superior.
Figura 10. Arcada inferior. Espacio requerido.
Figura 10. Arcada inferior. Espacio requerido.
Figura 11. Arcada inferior.
Figura 11. Arcada inferior.
Figura 12. Arcada inferior. Espacio disponible.
Figura 12. Arcada inferior. Espacio disponible.

Para el ortodoncista adiestrado en filosofías que incluyan la exploración y diagnóstico de las diversas alteraciones de la articulación temporomandibular se pueden realizar cortes tomográficos axiales, sagitales y coronales a submilímetros de grosor y además las articulaciones pueden ser manipuladas en tercera dimensión (Figura 13-15).

Figura 13. Cortes tomográficos de ATM.
Figura 13. Cortes tomográficos de ATM.
Figura 14. 3D ATM derecha.
Figura 14. 3D ATM derecha.
Figura 15. 3D ATM izquierda.
Figura 15. 3D ATM izquierda.

Conclusión

Los métodos tridimensionales se han posicionado como la herramienta auxiliar de diagnóstico que brinda el mayor número de ventajas, ya que permite evaluar de forma integral al paciente sin los inconvenientes de superposición o magnificación de estructuras implícitas en los estudios tradicionales. Esto se logra mediante softwares muy amables en su utilización, a un costo muy accesible para el paciente y con un mínimo grado de radiación.5-12

Referencias

  1. Leber Frigi Bissoli et. al. Importancia y aplicaciones del sistema de tomografia computarizada Cone Beam, Acta odontológica Venezolana, vol 45 nº 4. 2007.
  2. González Enrique Tomografía Cone Beam 3D atlas de Aplicaciones Clínicas, Editorial Ripano, Primera edición, Madrid 2011
  3. Martínez Suarez Francisco. Modelos de Estudio Virtuales, Revista virtual Diseñando Sonrisas Felices cuarta edición, Febrero - Abril 2013.
  4. Gonzalez Enrique Set Up Virtual Revista Ripano N.23 año 8 Europa 2012.
  5. http://67.192.191.166/uploads/pdf/NewTom/NewTom_Brochure09US_low.pdf.
  6. LI, T., Schreibmann, E., Yang, Y., et. al. Motion correction for improved target localization with on-board cone-beam computed tomography. Phys Med Biol,(2006);51(2):253-67.
  7. Dale A. Miles. Color Atlas of cone beam volumetric imaginig for dental applications. editorial quintessence 2008.
  8. http:// Centroicat.com/orto.html.
  9. C.H. Kau S. Richmond J. M. Palomo M. G. Hans. Three - dimensional cone beam computerized tomography in orthodontics. Journal of orthodontics. vol 32 (2005) 282 - 293.
  10. RA Mischkowski, P. Scherer, L Ritter, J. Neugebauer, E Keeve, JE Zöller. Diagnostic quality of multiplanar reformations obtained with a newl developed cone beam device for maxilofacial imaging. Dentomaxilofacial Radiology (2008) 37, 1 - 9.
  11. K. Honda, TA Larheim, K, Maruhashi, K Matsumoto, K Iwai. Osseous abnormalities of the mandibular condyle: diagnostic reliability of cone beam computed tomography compared with helical computed tomography based on an autopsy material. Dentomaxilofacial Radiology (2006) 35, 152 - 157
  12. AM Hussain, G. Packota, PW. Major, C. Flores - Mir. Role of diferent imaging modalities in assessment of temporomandibular joint erosions and osteophytes: a systematic review. Dentomaxilofacial Radiology (2008) 37, 63 - 71.