Suscríbete

Caries dental y sus factores etiológicos durante el periodo 2000 - 2018

Caries dental y sus factores etiológicos durante el periodo 2000 - 2018

Resumen


La caries dental es transmisible e irreversible, y ha sido un enemigo desde la humanidad antigua y con el paso del tiempo ha asumido un carácter nutricional (en su etiopatogenia está la deficiencia de fluoruro, lo cual, estaría asociado a tratarse y/o evitarse con la odontología preventiva; por lo cual, la administración del fluoruro en la dieta, debe ser indispensable), la mala higiene, los malos hábitos y el consumo de azúcares, principalmente la sacarosa y un pH oral muy ácido, fomentan la caries dental.


La caries dental es transmisible e irreversible, y ha sido un enemigo desde la humanidad antigua y con el paso del tiempo ha asumido un carácter nutricional (en su etiopatogenia está la deficiencia de fluoruro, lo cual, estaría asociado a tratarse y/o evitarse con la odontología preventiva; por lo cual, la administración del fluoruro en la dieta, debe ser indispensable), la mala higiene, los malos hábitos y el consumo de azúcares, principalmente la sacarosa y un pH oral muy ácido, fomentan la caries dental.

También influyen otros factores cómo pueden ser el embarazo, enfermedades como el VIH/SIDA, obesidad y el embarazo.

La prevención y conservación de la salud bucodental es primordial, ya que la mayoría de la población se halla afectada por caries dental, que es una enfermedad multifactorial la cual posee un origen infeccioso y además puede ser trasmisible. Esta patología afecta a la mayor parte de la población en vías de desarrollo como a los no industrializados, se presenta desde lactantes hasta adultos mayores, por lo que representa un gran problema de salud pública en nuestro país.

Dicho padecimiento, es un proceso de desmineralización de los tejidos duros de los dientes y que por diversos factores puede trascender a un deterioro estructural de los dientes afectados, causando la formación de cavidades cariosas; entre otras complicaciones, la falta de información acerca de los diversos factores que causan ésta enfermedad es el principal problema, ya que al no tener el conocimiento, no se sabe de qué manera prevenirla.

El origen de la caries es microbiano y el principal microorganismo presente en la placa dentobacteriana es el Streptococcus Mutans; dicha placa también es llamada “biopelícula o biofilm”, está constituida por bacterias, además del Streptococcus M. también se encuentran los Actinomyces sp y Lactobacilos sp, éstos se unen a la estructura del diente y, debido al consumo excesivo de sacarosa, el pH salival baja y con esto se modifican las condiciones bucales, las cuales favorecen la influencia de bacterias cariogénicas.

La saliva es un fluido de gran importancia para la cavidad bucal puesto que colabora en la autolimpieza de los dientes y disminuye la adhesión e infección de microrganismos patógenos, contiene sustancias necesarias para la protección de los órganos dentarios, algunas de sus funciones indispensables para mantener saludable la boca es que regula el mantenimiento de la integridad dental así como la mucosa y lubricación de los mismos.

Todo se debe a que contiene inmunoglobulinas, glicoproteínas, flúor, en mayor cantidad contiene calcio y fosfato. Estos últimos tres previenen la desmineralización de los tejidos duros de los dientes.

La magnitud de la caries se expresa con el código CPO (Cariado, Obturado, Perdido) en cada paciente, y las cifras son excesivamente elevadas, en donde un 85% de la población presenta al menos una caries, lo que nos da un valor de casi cero en dentaduras sanas.

Palabras clave: caries, factores etiológicos, multifactorial, enfermedades sistémicas.

Marco teórico

La caries dental es una enfermedad multifactorial que posee un origen infeccioso, además de ser contagiosa.

Dicho padecimiento es un proceso de desmineralización de los tejidos duros de los dientes y que por diversos factores puede trascender a un deterioro estructural de los dientes afectados, causando la formación de cavidades cariosas, entre otras complicaciones; existe una diversidad de factores causante de la caries, como lo son:

1. Alimentación

Las personas que tienen una mayor concentración de azucares, tienen una consistencia más viscosa de la saliva (debido a que almacenan ésta azucar por más tiempo en los dientes) son los principales suceptores de la caries dental.

Figura 1

2. Higiene bucodental:

Este es uno de los principales factores.

La caries es un proceso en donde existe un desequilibrio de interacciones moleculares en la superficie del diente y el biofilm, alterando la estructura dentaría.

Al inicio, este desequilibrio se manifiesta como una desmineralización del esmalte del diente, que si no es tratada, puede evolucionar y causar una cavitación en esmalte y dentina y posteriormente hacer un daño irreversible a la pulpa.

Un mecanismo dinámico de desmineralización y remineralización como el resultado del metabolismo microbiano en la superficie dentaría, en donde el tiempo influye.

Kidd E, Fejerskov 2016.

Una secuencia infecciosa de procesos de destrucción localizada en los tejidos duros dentarios que evoluciona de forma progresiva e irreversible, que comienza en la superficie del diente hacia la profundidad.

F. V. Domínguez 1990.

Proceso localizado de origen multifactorial que se inicia después de la erupción del diente, determinando el reblandecimiento del tejido duro del diente y puede evolucionar hasta la formación de una cavidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) 2012.

Según la OMS, 5 mil millones de personas la padecen, lo que equivale a un 80% de la población mundial.

Los resultados de estudios nacionales, (Louvel y cols, Ormeño y cols); y la encuesta mixta entre población adulta, muestran que el problema de caries es casi imposible de solucionar haciéndolo con tratamientos, y el único modo preventivo es la administración de fluoruro en agua potable.

Dentro de algunos factores de riesgo más comunes encontramos:

  1. Experiencia anterior de caries: 89%
  2. Fosas y fisuras muy profundas: 54,3%
  3. Apiñamiento dental: 37,6%
  4. Presencia de prótesis u ortodoncia: 16,3%
  5. Higiene no adecuada: 82%
  6. Dieta cariogénica: 87,3%
  7. Consumo de tabaco: 44,1%

Factores generales

Contamos con factores que estan extremadamente asociados a la aparición de la caries, ya sea por agente causal, saliva, pH, placa dental, sustrato, tiempo, resistencia del esmalte, los cuales se describen individualmente, así como el embarazo, obesidad, VIH/SIDA y otros factores que son externos.

Saliva: es una solución acuosa, producida por las glándulas salivales mayores (parótida, glándulas sublinguales y submaxilares) y menores; tiene un alto contenido de agua, así como distintos elementos como el calcio, fosfato, flúor, proteínas, enzimas, agentes buffer (capacidad para mantener el pH de la cavidad oral constante), inmunoglobulinas, glicoproteínas y otros elementos. La viscosidad aumentada de la saliva favorece la adhesión del Streptococcus Mutans.

Cuando se estudian las funciones de las proteínas salivales, se demuestra que estas interacciones con la superficie del diente y se depositan en su superficie lo cual se denomina película adquirida, y así contribuye a la protección de la superficie dental, su remineralización y colonización bacteriana; todo esto ocurre siempre que el diente tiene contacto con la saliva.

Figura 2

Ph: En personas que presentan un pH de 5.5, el cual favorece la desmineralización del esmalte, se manifiesta un alto índice de caries, en niveles que oscilan de 6-7 se produce mayor predisposición, por lo tanto la ausencia de ésta sustancia (xerostomía) favorece su formación. El pH decrece luego de la ingesta de alimentos y se regulariza 30 o 60 minutos posteriormente. La xerostomía puede producirse por enfermedades sistémicas como: las radiaciones, el estrés, algunos medicamentos, el síndrome de Sjögren, entre otras.

Microflora o Agente causal: Los Streptococcus Mutans y Mitis, Rothia dentocariosa son unos de los microorganismos cariogénicos asociados a la caries dental, se encuentra en la cavidad oral humana, formando parte de la placa dentobacteriana (PDB) y por supuesto están asociados con caries.

Influyen factores de virulencia como:

  1. Acidogenicidad: fermentar azúcares para originar ávido láctico que disminuya el pH y con esto haya desmineralización dental.
  2. Aciduricidad: capacidad de producir ácido en un medio con pH bajo.
  3. Acidofilicidad: resistir el medio ácido.

Placa dental: La placa dentobacteriana se adhiere a la superficie dental, se forma rápidamente en la superficie cuando hay contacto entre saliva y diente, a esto se le llama placa dento- bacteriana. La presencia de la biopelícula por lo general es indicador de la presencia de caries y se encuentra con frecuencia en personas que llevan a cabo un cepillado deficiente o una técnica errónea, tienen apiñamiento dental, malas dietas, hábitos tabáquicos y factores sociales.

Sustrato: El sustrato cariogénico es dado por el consumo excesivo de azúcares, carbohidratos, monosacáridos, disacáridos, glucosa, fructosa, sacarosa, siendo este último el sustrato ideal para la cariogénesis.

La sacarosa está formada por fructosa y glucosa; esto permite que el Streptococcus Mutans produzca glucano, polisacáridos, lo que hace que se pueda adherir al diente y con esto producir la caries.

Resistencia del esmalte: Destaca la influencia inhibitoria de las proteínas salivales y el fluoruro, las variaciones anatómicas de los órganos dentarios, pH, fluoruros y la fuerza iónica. La acidez bucal favorece la disolución mientras la reducción del tiempo de exposición estimula la remineralización del esmalte. En la remineralización del esmalte es indispensable el fluoruro; se plantea que el fluoruro disminuye la cantidad de ácido que pudiera penetrar la capa del esmalte.

Tiempo: El tiempo es un elemento muy importante, pongamos un ejemplo; no es lo mismo que un niño ingiera dulces y en seguida se cepille los dientes (así no permite que el azúcar fermente y sea un medio ácido en donde se puede reproducir el Streptococcus Mutans); a un niño que ingiere dulces y pasa horas sin cepillarse los dientes. El factor de tiempo, depende de cuantas horas permanece la cavidad oral sin ser aseada, permitiendo con esto que haya una alta concentración de sacarosa, que junto con el pH ácido harán un ambiente perfecto para la reproducción y permanencia del agente causal.

Figura 3

Factores específicos

El apiñamiento dental dificulta el cepillado y en los espacios de difícil acceso es en donde se hace acumulación de biofilm, frecuentemente son zonas de creación de caries; en el uso de aparatos de ortodoncia además de que se complica la limpieza, son elementos que retienen restos de comida y sustancias en donde se albergan bacterias. Incluso en el uso de prótesis dentales se retienen restos de alimentos, placa y por lo tanto también de bacterias, además de que algunas personas no realizan la limpieza de sus aparatos protésicos debido a que piensan que no es necesario ya que son artificiales.

Las poblaciones más vulnerables a ésta enfermedad son principalmente las de bajos recursos. La salud bucal en ésta población se encuentra afectada debido a que no reciben atención odontológica; por lo que no tienen conocimiento respecto a las medidas de higiene que se requieren para prevenirlas, o en su defecto, tratarlas adecuadamente. Debido a que por falta de ingresos, no se cuenta con los elementos indispensables para realizar una adecuada limpieza, o para recibir la atención bucodental, ya que en ocasiones el costo del servicio es elevado.

El nivel económico no es directamente el que afecta en la presencia de caries, lo que afecta en esta población es la ausencia de una dieta saludable, falta de información acerca de las patologías dentales, prevención y tratamiento, también el cepillado es escaso o nulo; todo esto implica la presencia de placa dentobacteriana, lo que puede provocar caries o la ausencia de los órganos dentarios.

En algunos estudios se ha demostrado que los hijos de padres con mayor grado de escolaridad son los que presentan una adecuada higiene bucal y por lo tanto hay ausencia de caries.

Existen variables para que haya caries, una de estas son los problemas de alimentación.

El déficit de alimentación es una de las principales causas en la aparición de caries, ya que sin una correcta alimentación, el sistema inmune es más débil.

Obesidad: Las personas con obesidad tienden a ingerir alimentos con exceso de azúcares como lo es la sacarosa, y esto hace un ambiente propicio para la formación y propagación del principal microorganismo causante de caries (S. Mutans), recordando que si hay niveles elevados de azúcar en el cuerpo, nuestras glándulas salivales van a secretar saliva con altos niveles de ésta.

Embarazo: En algunos otros estudios se relaciona el periodo gestacional con la incidencia de caries aunque aún no ha podido ser demostrado. Los factores que favorecen la formación de caries durante el embarazo son: la dieta con alto contenido de carbohidratos, un pH salival bajo, incidencia de vómitos e higiene oral deficiente.

El pH salival durante el embarazo se ve aumentado, cambia la composición química de la saliva, por lo tanto la susceptibilidad a caries va en aumento, también debido al incremento de la cantidad de Streptococcus y lactobacillus acidophilus, la ingesta de carbohidratos consumidos durante periodos cortos, el aumento en la incidencia de vómitos. Durante el embarazo la saliva de la madre sufre algunos cambios tanto microbiológicos, inmunológicos, como hormonales y salivales, los cuales incrementan el riesgo de contraer caries.

En un estudio llevado a cabo en el primer trimestre gestacional, un 80.95% de las embarazadas estaban afectadas por caries y en el tercer trimestre hubo lesiones nuevas en un 40% de ellas. Además del S. mutans hay presencia de lactobacillus acidophilus por el mayor consumo de carbohidratos y mayor ocurrencia de vómitos.

Existe gran cantidad de ácido clorhídrico presente en el vómito, el cual proviene de las secreciones gástricas, todo esto favorece a la descalcificación y desmineralización de los órganos dentarios; incluyendo el bajo uso de flúor para la remineralización, son factores que desencadenan algunas enfermedades como la caries. En varios estudios se relaciona la edad con esta patología: a mayor edad, mayor prevalencia de caries.

VIH/SIDA

La enfermedad por virus de inmunodeficiencia humana (VIH), así como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) son un gran problema de salud pública.

Las manifestaciones bucales en pacientes con éste padecimiento son habituales, aproximadamente entre el 60% y el 80% los pacientes con este virus presentan manifestaciones bucales; además es una de las primeras manifestaciones que se tienen al contraer la enfermedad.

De los pacientes, entre el 40% y 50% tienen infecciones fúngicas (hongos), bacterianas (bacterias) o virales (virus), que a menudo se presentan tempranamente en el curso de esta enfermedad.

Las más comunes son: candidiasis, gingivitis, xerostomía, caries y periodontitis.

Pero ¿por qué las personas con VIH son más susceptibles?

Sabemos que el Virus de la Inmunodeficiencia Humana deprime el Sistema Inmunitario, y con esto, el paciente es más propenso a contraer infecciones de cualquier tipo; a lo que se le llama infecciones oportunistas; y así, el paciente tendrá poco funcionamiento de la cavidad oral, debido al malestar por la infección.

Enfocándose en caries (Goddar y cols., Venezuela), reportaron que un 80.4% de los pacientes con VIH eran pacientes con presencia de caries y un 88.2% tenía ausencias dentales debido a las caries que había previamente en los órganos dentarios perdidos. Una investigación (Phelan y Cols., Venezuela), para determinar si el padecimiento del virus de inmunodeficiencia adquirida estaba asociado con la caries en pacientes femeninas de un programa de atención para éste virus, y reveló que hay un predominio mayor en pacientes con VIH+, que en las pacientes con virus de inmunodeficiencia adquirida negativo.

Edad y género

Aún existe controversia entre la caries dental y el género; se demostró que los niños estaban más afectados que las niñas, debido probablemente a que tanto durante la niñez como la adolescencia existe una identificación y conducta de género y las niñas, por conductas sociales establecidas, tienden a presentar tanto conductas como hábitos más higiénicos, y una mayor limpieza dental que los varones que en ocasiones descuidan su aseo personal. También se encontró que en el caso de las féminas afectadas, esto puede tener una relación con que la secreción salival es mejor en las mujeres; además, éstas están más expuestas a variaciones hormonales. Pero en otros estudios se determina que la caries en el adulto joven del sexo masculino evoluciona con mayor rapidez con importante sintomatología, y en niños con dentición mixta perciben más dolor. En edades tempranas el órgano más afectado, incluso hasta llegar a su pérdida, es el primer molar permanente debido a que es el primero de la dentición permanente en hacer erupción.

Metodología: (Santana Y.)

Estudio descriptivo, explicativo, transversal, documental de fin básico.

Buscamos artículos en Google Académico con las palabras clave (caries, factores etiológicos [Duque J.] [MarcadorDePosición1], multifactorial, enfermedades sistémicas) de 2013 a 2018 y obtuvimos 125 artículos, de los cuales sólo 43 estaban en idioma español y de éstos elegimos sólo 25.

Referencias

  1. Antonio Cecilio Pérez Oviedo, M. B. (s.f.). Caries dental asociada a factores de riesgo durante el embarazo. Revista Cubana Estomatológica, 48(2).
  2. Arteaga, A. V. (1965). problemas nutricionales colectivos de Chile. Boletín de la oficina sanitaria Panamericana.
  3. Carolina Elizabet Barrios, S. E. (20 de Marzo de 2016). Relación de los niveles de caries y ph salival en pacientes adolescentes. (D. J. Riverón, Ed.) Revista del Ateneo Argentino de Odontología , LV(1), 41-48. Obtenido de https://www.ateneo-odontologia.org.ar/articulos/lv01/articulo5.pdf
  4. Duque J., P. A.-g. (s.f.). Caries dental y ecologia bucal, aspectos importantes a considerar. Facultad de ciencias médicas de Matanzas.
  5. Gonzáles A., M. T. (s.f.). caries dental y facores de riesgo en adultos y jovenes. distrito capital, venezuela. Revista cubana de estomatología.
  6. Hidalgo. I., D. J. (s.f.). la caries dental. algunos de los factores de riesgo relacionados con su formación en niños. revista cubana estomatológica.
  7. J. Villalobos, M. C. (s.f.). Caries dental en escolares de 6 a 12 años de edad en Navolato, Sinaloa, México: experiencia, prevalencia, gravedad y necesidades de tratamiento. biomédica.
  8. M., B. (s.f.). Caries dental asoiasa a factores de riesgo durante el embarazo. revista cubana de estomatología.
  9. Nuñez D., G. L. (s.f.). bioquímica de la caries dental. revista habanera de ciencias médicas.
  10. Santana Y, N. R. (s.f.). condiciones de salud-enfermedad bucal en pacientes Adultos VIH/SIDA. acta odontológica venezolana.
  11. Vilvey, D. L. (2015). Caries dental y el primer molar permanente. Gaceta Médica Espirituana, 17(2). Obtenido de http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S1608-89212015000200011&script=sci_arttext&tlng=pt
  12. Ángel-Crescenciano ME, O.-M. R. (2016). Factores asociados a la caries de la infancia temprana: experiencia en una Unidad de Medicina Familiar del Estado de México. Archivos en Medicina Familiar, 18(1), 5-12.
  13. Antonio Cecilio Pérez Oviedo, M. B. (s.f.). Caries dental asociada a factores de riesgo durante el embarazo. Revista Cubana Estomatológica, 48(2).
  14. Carolina Elizabet Barrios, S. E. (20 de Marzo de 2016). Relación de los niveles de caries y ph salival en pacientes adolescentes. (D. J. Riverón, Ed.) Revista del Ateneo Argentino de Odontología , LV(1), 41-48. Obtenido de https://www.ateneo-odontologia.org.ar/articulos/lv01/articulo5.pdf
  15. Dr. Daniel Enrique Reyes Romagosa, D. I. (juilo-septiembre de 2013). Caries dental aguda del primer molar permanente en niños de 12 años. Revista Cubana Estomatológica, 50(3).
  16. Fernando Javier Aguilar-Ayala, C. G.-E.-P.-P.-T. (julio-agosto de 2014). Prevalencia de caries de la infancia temprana y factores de riesgo asociados. Acta Pediátrica de México, 35(4), 259-266. Obtenido de http://ojs.actapediatrica.org.mx/index.php/APM/article/viewFile/785/706
  17. García-Vega, L. (2012). RELACIÓN ENTRE CONSUMO DE ALIMENTOS CARIOGÉNICOS E HIGIENE BUCAL CON CARIES DENTAL EN ESCOLARES. KIRU, 9(1), 34-37.
  18. Lee GY, T. G. (2017). Caries dental en primeros molares permanentes en escolares de 6-12 años de edad. Revista Información Científica, 96(5), 817-825. Obtenido de http://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=75695
  19. Loreto Núñez F., J. S. (Febrero de 2015). Caries dental y desarrollo infantil temprano. Estudio piloto. Revista Chilena Pediátrica, 86(1).
  20. Navarrete, J. X., & Gutierrez, G. (2017). Caries en menores de 5 años. Revista odontologica mexicana, 17-22.
  21. Ruth Ramón Jimenez, M. C. (2016). Factores de riesgo de caries dental en escolares de 5 a 11 años. MEDISAN, 20(5).
  22. Vilvey, D. L. (2015). Caries dental y el primer molar permanente. Gaceta Médica Espirituana, 17(2).
  23. Virginia Díaz-Reissner, C. D.-A. (2016). Caries dental en menores en situación de pobreza, asistidos por una fundación en Paraguay. REVISTA ESTOMATOLÓGICA HEREDIANA, 26(2). Obtenido de http://www.upch.edu.pe/vrinve/dugic/revistas/index.php/REH/article/view/2868