Suscríbete

Prótesis fija estética en el sector anterior

Prótesis fija estética en el sector anterior

Resumen


La odontología estética relacionada al uso de prótesis fija en la zona anterior, ha evolucionado en las últimas décadas, tanto en clínica como en el laboratorio, a través de nuevas técnicas de preparación para las prótesis y los diferentes materiales de restauración.<


Al realizar un tratamiento protésico es indispensable realizar una planeación del caso clínico, logrando la integración y protección del sistema gnático. Evitando la omisión por deducción del resultado final.1

Las nuevas tecnologías como CAD CAM, lupas de magnificación, fotografía clínica digital, tomografía computarizada CONE BEAM, microscopio óptico, software DSD, etc. permiten al clínico mejorar los planes de diagnóstico y procedimientos de los tratamientos. Además es importante una comunicación entre el odontólogo y/o especialista en restauración oral y el técnico en prótesis dental (TPD) en la aplicación de principios estéticos elementales y funcionales para el éxito de los tratamientos protésicos. En el presente caso clínico se diseñaron prótesis de cobertura total de la corona de los órganos dentales 11 y 21, para esto se utilizó un material cerámico de disilicato de litio, IPS E-max ceram, con una resistencia a la flexión de 400 MPa y resistencia a la fractura, además de proveer propiedades de color, translucidez, resistencia y microdureza semejante al órgano dentario natural. La evolución del disilicato de litio como material de restauración se remonta al año de 1998, cuando se introdujo a la odontología como IPS empres 2 (Ivoclar, Vivadent), siendo la segunda generación de cerámica prensada, e indicada para inlays, onlays, coronas individuales y prótesis de tres unidades en el sector anterior, siendo descontinuado por el mismo fabricante, que luego introdujo una composición reformulada y optimizada de disilicato de litio conocido como IPS E-max, y cuando se usa en estratificado se llama IPS E-max ceram, el disilicato de litio es un material que presenta una translucidez mayor y una resistencia mecánica menor que el circonio.2

El propósito de este trabajo es mostrar clínicamente que el disilicato de litio presenta buenas propiedades físicoquímicas para cumplir con las exigencias del sistema masticatorio de una restauración protésica hasta de 3 unidades en la zona anterior, y en la zona posterior de forma unitaria, logrando excelentes resultados tanto estéticos como funcionales, y la preservación de salud en el periodonto, tomando como evidencia los diferentes estudios que se han realizado a través de las últimas dos décadas.

Caso clínico

Ficha de identificación

Paciente femenino de 21 años de edad, estudiante de último grado de la Facultad de Odontología de la UMSNH. Se presentó en el consultorio debido a la insatisfacción del tratamiento previamente realizado en sus órganos dentarios 11 y 21, manifestando el deseo de mejorar su estética y función de la zona anterior.

Fase de diagnóstico

Durante la fase de exploración se observó que las prótesis de cobertura total de la corona en los órganos dentarios 11 y 21 eran de acrílico termocurado. Las prótesis se encontraban unidas, amorfas, mal selladas y con un color 210 monocromático según el colorímetro Chromascop de Ivoclar. Además, presentaba ausencia de guía anterior o incisiva.

Dentro del ciclo de la fase diagnóstica se tomaron fotografías clínicas intraorales de frente y perfil (Figura 1). Para observar fuera de la boca el estado de las prótesis, se obtuvieron modelos de estudio donde se detecta la falta de sellado e integración de las prótesis, las cuales permitieron elaborar un encerado de diagnóstico (Figura 2). Se recomendó a la paciente el cambio de las prótesis, con la finalidad de recuperar la estética y función de la zona anterior.

Figura 1a Figura 1b
Figura 1. Fotografías vista frontal (1A) y vista lateral (1B) muestran la falta de sellado en todo el contorno, observándose prótesis unidas y amorfas, falta de integración entre la prótesis y el tejido periodontal, así como la falta de armonía en la zona anterior.
Figura 2a Figura 2b Figura 2a Figura 2b
Figura 2. Fotografías de diferentes planos muestran el encerado de diagnostico en armonía con el periodonto y los dientes de la zona anterior.

Plan de tratamiento

Se procedió a retirar las prótesis de acrílico y se mejoraron las preparaciones de los órganos dentarios pilares 11 y 21 retirando únicamente el tejido afectado, se rediseñó el paralelismo y la línea de terminación, con esto mejora el sellado para las prótesis definitivas.

Con la colocación de los provisionales, después de 7 días se logra obtener tejidos firmes y resistentes, esto facilita la toma de impresión con silicona por adición (Figura 3). En el laboratorio se fabrican las coronas iniciando por los núcleos con disilicato de litio y se presentan ante los órganos dentarios pilares para examinar el sellado y relación entre sus antagonistas y los contiguos.

Figura 3a Figura 3b
Figura 3A. muestra el retiro de prótesis y la repreparación de los órganos dentarios. 3B muestra la colocación de los provisionales donde el sellado y la morfología se integran en la zona anterior.

El TPD coloca la cerámica IPS E-max ceram para generar la forma, tamaño y color. Se examinó la integración de las prótesis en la zona anterior, de manera funcional y estética, finalmente se procedió al cementado con dual Multilink Automix (Figura 4).

Figura 4a Figura 4b Figura 4c
Figura 4. Muestra la prueba con disilicato de litio y la prótesis bicapa a prueba para determinar si existe armonía en el sector anterior; y la realización del cementado.

La figura 5 muestra la integración con los tejidos de cavidad oral y armonía con las líneas de expresión. Es importante dar pautas de higiene para eliminar biopelículas bacterianas que puedan depositarse en el contorno gingival e influir de manera negativa con el éxito del tratamiento.

Seguimiento del caso

Se realizaron visitas periódicas al consultorio dental en las que se evaluó la integración de las prótesis al medio oral, además se analizaba la naturalidad que perduraba del material en relación con los órganos dentarios vecinos (Figura 5B- 5C). También se examinó el funcionamiento correcto de la zona anterior en estática y dinámica mandibular, asimismo se observó que, a pesar de la ligera recesión gingival presentada, no existía acumulación de biofilm, y/o principios de reincidencia de caries alrededor del sellado de la restauración. Durante el periodo comprendido de 8 años se observó un excelente estado de las prótesis, ya que no presentaban fisuras, desprendimiento de cerámica, recesiones gingivales al momento de evaluar el compromiso estético y líneas de expresión (Figura 6).

Figura 5a Figura 5b Figura 5c
Figura 5A. Muestra la integración de los tejidos con la cavidad oral. 5B-5C. Muestran la naturalidad con la que al paso de 4años está integrada con tal naturalidad a la cavidad oral en todas sus perspectivas y líneas de expresión.
Figura 6a Figura 6b Figura 6a Figura 6b
Figura 6A. Muestra el pequeño desajuste en nivel cervical y le ligero cambio de coloración en los dientes naturales. 6B muestra la integración en la expresión natural. 6C Muestra en un aspecto lateral la pequeña recesión gingival sin adherencia de biofilm y la Fig.6D muestra el envejecimiento de las prótesis a través de los años marcado cuando la luz incide diferente a la cavidad oral.

Discusión

Actualmente los crecientes avances tecnológicos en biomateriales aplicados en odontología, permiten mejorar los tratamientos restauradores de los pacientes que buscan cubrir sus necesidades estéticas y funcionales. Dentro de estos biomateriales se encuentra el disilicato de litio IPS E-max ceram, utilizado en restauraciones unitarias como carillas y coronas de cobertura total, inlays, onlays y prótesis de tres unidades, monolíticos y estratificados o bicapas.2 En el presente caso clínico se eligió el biomaterial IPS E-max-ceram debido a su resistencia a la flexión y fractura de 400 MPa permitiendo la preservación e integridad de los órganos dentarios, siendo de 0.8 a 1 mm el desgaste requerido para monolítico y de 1.5 mm con núcleo (0.8 mm) y capas de cerámica (0.7 mm) para estratificación de la prótesis. Siendo el estratificado la elección para evitar el desgaste en los antagonistas debido a la estructura del disilicato de litio, controlando el entorno del sistema tanto en estática como en dinámica mandibular.3,4

A las restauraciones realizadas a finales del 2009 en los órganos dentarios 11, 21 utilizando coronas de cobertura total con disilicato de litio E-max ceram, se les realizó un seguimiento clínico durante ocho años y en el 2017 se analizaron las características clínicas para valorar el éxito del tratamiento restaurador. Se observó que el biomaterial se encontraba integrado en la zona anterior del maxilar superior donde los tejidos periodontales se encontraban sanos. Al paso de estos ocho años se mostraba una ligera retracción del periodonto exponiendo el sellado marginal, aun así no se observa filtración, ni caries o acumulación de biofilm. La superficie de los dientes antagonistas se encontró íntegra, sin desgaste y con ello la función de la zona anterior permaneció integrado a la fisiología del sistema gnático.

Diversos estudios han permitido observar el comportamiento clínico del disilicato de litio con cerámica estratificada y/o monolítico, por ejemplo las investigaciones realizadas por Wolfart.2,5 et al. 2009 y Pieger S. et al. 2014, donde mencionan que en casos con seguimiento clínico a 10 años, el porcentaje de éxito al utilizar el disilicato de litio en prótesis fija en la cavidad oral es del 90 a 93%. Estos autores reportan que el porcentaje de daño en el biomaterial fue del 3 a 7%, siendo el astillado, agrietamiento, desprendimiento o fractura del material los más frecuentes. Por otra parte Taisser A. en su estudio de sobrevivencia del disilicato de litio a 4 años en coronas completas, carillas y prótesis parcial fija de 3 unidades o más en monolíticas o bicapas o estratificada, reportan que de un total de 21 340 restauraciones el 0.9% presentó falla en monolítico, 1.83% en coronas unitarias bicapas o estratificadas, un 4.55% en prótesis parcial fija y en carillas monolíticas de 1.3% y 1.53% carillas estratificadas.6,7

Es inevitable entender que la cerámica por sí sola no resuelve los requerimientos estéticos, por ello es imprescindible adquirir el conocimiento sobre las propiedades o cualidades que ofrecen los sistemas de cerámicas para armonizar el entorno o expresión de la cavidad oral en cada paciente acorde a su exigencia estética.8-11

Conclusión

El disilicato de litio IPS E-max ceram es un excelente biomaterial para restauraciones protésicas estéticas y resistentes en la zona anterior, al presentar características ideales para la integración de la forma, tamaño y color, devolviendo al paciente la estética y función perdidas, en restauraciones monolíticas o estratificadas. Además, este biomaterial permite que los ciclos restauradores sean más longevos y estables, para preservar el estado de salud de los órganos dentales, evitando el deterioro progresivo en cada recambio de las prótesis.

Referencias

  1. Magne P, Belser U. Restauraciones de porcelana adherida en los dientes anteriores. Ed. 1ra. Barcelona España: Quintessence; 2004. p 23-53.
  2. Pieger S, Salman A, Bidra A S. Clinical outcomes of lithium disilicate single crowns and partial fixed dental prostheses; a systematic review. The Journal of Prosthetic Dentistry. 2014; 112(1): 22-30.
  3. Fradeani M, Barducci G, Bacherini L, Brennan M. Esthetic Rehabilitation of Severaly Worn Dentition With Minimally Invasive Prosthetic Procedures (MIPP). J Periodontics & Restorative Dentistry. QI. 2012; 32:135-147.
  4. Fradeani M, Barducci G, Bacherini L. Esthetic rehabilitation of worn dentition with a minimally invasive prosthetic procedure. J Esthetic Dentistry Quintessence International. 2016; 11(1):15-35.
  5. Wolfart S, Eschbach S, Scherrer S, Kern M. Clinical outcome of three-unit lithium-disilicate glass–ceramic fixed dental prostheses: Up to 8 years results. J Dental Materials. Elsevier. 2009; 25: 63-71.
  6. Sulaiman T, Delgado A, Donovan T. Survival rate of lithium disilicate restorations at 4 years: A retrospective study. J Prosthetic Dentistry 2015; Vol. 114(3) 364-66.
  7. Dhima M, Paulusova V, Carr A, Rieck K, Lohse C, Salinas T. Practice-based clinical evaluation of ceramic single crowns after at least five years. J Prosthetic Dentistry. 2014; Vol. 111(2) 124-30.
  8. Heffernan Michael J. Relative translucency of six all-ceramic systems Part II: core and veneer materials. J Prosthetic Dentistry.2002 (vol.88,1).
  9. Kursoglu P, Karagoz M P, Kazazoglu E. Translucency of ceramic material in different core-veneer combinations. J Prosthetic Dentistry. 2015; 113:48-53.
  10. Fehmer V, Mühlemann S, Hämmerle C, Sailer I. Criteria for the selection of restoration materials. retorative dentistry, Quintessence International.2014; 9(45):723-30.
  11. Spink L, Rungruanganut P, Megremis S, Kelly R. Comparison of absolute and surrogate measure of relative transluvency in dental ceramics. Dental Materials. Elsevier. 2014;29:702-707.
  12. Teichmann M, Göckler F, Weber V, Yildirim M, Wolfart S, Edelhoff D. Ten-year survival and complication rates of lithium-disilicate (Empress 2) tooth-supported crowns, implant-supported crowns, and fixed dental prostheses. J dentistry 2017 56; 65-77.
  13. Germano F, Germano F, Piro M, Arcuri C, Ottria L. Clinical Protocol with digital CAD/CAM chairside workflow for the rehabilitation of severely worn dentition patients. J Oral&Implantology. 2017;3:247-261.